Acusa LARSEZ que funcionario federal bebe mucho alcohol en su oficina

LARSEZ

Chilpancingo, Gro., mayo 4 del 2017 (IRZA).- El dirigente de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur “Emiliano Zapata” (LARSEZ), Antonio Victoriano Hernández, denunció que Gerardo Guerrero Gómez, encargado de la oficina de Culturas Populares del gobierno federal, en el estado, consume cada semana grandes cantidades de alcohol en su oficina, lo que afecta a usuarios, porque hasta ordena cerrar la ventanilla de atención al público para “seguir en su fiesta”.

También, que el funcionario federal, Guerrero Gómez, acosa laboral y sexualmente a una empleada, a la que le exige que le dé unos “masajitos” a lo largo de su cuerpo.

El dirigente de la LARSEZ denunció que Gerardo Guerrero, dependiente de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, en reiteradas ocasiones pierde el conocimiento por la gran cantidad de alcohol que consume en su oficina, ubicada en la Secretaría de Cultura del gobierno estatal (lo que antes era la sede del Ayuntamiento local).

Dijo que en horarios de trabajo exige a la empleada, de la que se omitió su identidad, le dé masajes, pero como se ha negado a complacerlo, “ya la amenazó con despedirla del trabajo”.

Dijo que la empleada, a pesar de la presión que tiene ante las amenazas de despido, continúa en el área de Culturas Populares, pero atemorizada, hecho que consideró “es una injusticia y un abuso de autoridad”.

El dirigente de la LARSEZ demandó a las autoridades federales pongan atención aquí en Guerrero, por las irregularidades que está cometiendo Gerardo Guerrero con una humilde trabajadora, quien sólo por negarse a complacer los bajos instintos del funcionario federal, es amenazada con ser despedida de su empleo.

El dirigente de campesinos exhibió este jueves en una conferencia de prensa fotografías en las que aparece al funcionario federal de Culturas Populares, Guerrero Gómez, ingiriendo bebidas etílicas con sus colaboradores y amigos más cercanos, sin faltar la música bohemia, en el interior de su oficina.

Insistió que consume regularmente bebidas etílicas en sus oficinas (ex Palacio Municipal) los días jueves e incluso los viernes, sin importarle el horario de trabajo.

Insistió que cuando ya le hace efecto el alcohol, ordena a sus colaboradores cerrar la ventanilla de la oficina, para que no haya atención al público, afectando directamente a los usuarios, porque a pesar de que son días hábiles, les niegan la atención a sus asuntos. (www.agenciairza.com)

Comentarios