Acusan que alcalde de Florencio Villarreal no puede con la anarquía de comerciantes

F-1-COMERCIANTES CRUZ GRANDE-IRZA

Cruz Grande, Gro.- Habitantes y visitantes de esta cabecera de Florencio Villareal se quejan por la nula preocupación del alcalde Wilberth Said García Trujillo, ante el desorden que causan los comerciantes que se colocan sobre la avenida Álvaro Obregón, en el acceso a esta localidad.

Los negocios que se encuentran sobre la vía referida continúan obstruyendo las banquetas, que se supone son para los peatones, lo que los obliga a caminar sobre el arroyo vehicular, con el riesgo de ser atropellados.

“Pareciera que los comerciantes son dueños de la calle y se molestan porque pasamos a un costado de sus mercancías, que a veces por accidente se caen y los enardece. El alcalde nada más nos prometió que solicitaría a los propietarios que se metan a sus locales, pero tal parece que está con ellos y no con el pueblo”, comentó la señora Blanca Gallardo.

La avenida Álvaro Obregón es de sólo dos carriles al iniciar, hasta cinco cuadras adelante se cuenta con dos carriles por sentido, por lo que en horas pico los carros particulares y del transporte público abarrotan el área, obligando a los transeúntes a caminar por debajo de la banqueta.

En la zona también se colocaban puestos ambulantes de comerciantes que llegan de las comunidades aledañas, pero éstos ya fueron reubicados en el interior del Mercado Municipal, aunque los domingos tienen permitido salir a las banquetas para ofrecer sus productos.

“Los directores de Vía Pública, Salud y Reglamentos no ponen orden a los comerciantes, quienes de inmediato responden que el alcalde Wilberth Said García Trujillo les dio permiso de sacar sus mercancías a la banqueta, además de que están pagando un derecho que les permite hacer”, denunció la señora Lucía Ramírez.

Comentarios