Advierten que otra comunidad de Chilapa puede ser atacada

Agencia IRZA

Chilpancingo, Gro.- Por segunda ocasión en menos de una semana, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) denunció que continúa la agresión a balazos de manera constante en contra de viviendas de la comunidad indígena de Tula, del municipio de Chilapa, y acusaron que los responsables son integrantes de un grupo criminal.

Bernardino Sánchez Luna, quien encabeza la CRAC-PF en esa zona de la Montaña baja de la entidad, denunció que van al menos cuatro ataques a tiros y han intentado invadir la comunidad.

La última agresión se registró la tarde del miércoles de esta semana, ante la ausencia total de los cuerpos de Seguridad de los tres niveles de gobierno.

Sánchez Luna informó que existe la amenaza, de parte de los agresores, de que la tarde de este jueves los criminales entrarían ahora a la comunidad de Ayahualtempa, donde también tiene presencia la CRAC-PF.

De esto, agregó, ya se avisó a las autoridades de gobierno, por lo que los hacen responsables de cualquier pérdida de vidas o personas que resulten heridas.

Exigió que, además, en esa zona indígena cese el "hostigamiento y acoso" de los elementos del Ejército Mexicano que se encuentran en el retén de “Los Ajos”, en la entrada de Chilapa, donde cada vez que pasan amenazan con desarmarlos, lo cual los dejaría aún más vulnerables.

“Ayer incluso intentaron desarmar a dos compañeros de Xicotlán, que porque no llevaban su playera (el uniforme); llevaba una 22 que le querían quitar”, dijo.

Luego de las agresiones armadas a Rincón de Chautla, el Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos, se había comprometido a girar las órdenes de aprehensión en contra de los responsables, pero esto no ha ocurrido.

Sánchez Luna exigió al Gobierno del Estado se cumplan los 15 puntos asentados en una minuta firmada con anterioridad, en la que se incluyen denuncias contra los presuntos agresores, proyectos productivos y despensas a familiares de las víctimas, y a quienes no pueden salir de sus pueblos para adquirir víveres.

En algunas comunidades, expuso, los pobladores ni siquiera pueden salir a sus tierras de labor, porque pueden sufrir algún atentado, lo cual ya ha pasado con anterioridad, y ninguna autoridad ha intervenido.

Ahora tienen la esperanza de que intervenga la Guardia Nacional, comentó, y urgió una intervención inmediata, porque la situación económica y alimentaria se está agudizando, y de continuar la omisión gubernamental, no tendrán más recurso que armarse y hacer frente a dicho grupo criminal.

Comentarios