Alertan autoridades sobre fuertes lluvias por la depresión tropical 23-E

F-1-Consejo Estatal de Protección Civil-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobierno de Guerrero decretó la fase preventiva por la proximidad de la depresión tropical 23-E, que podría evolucionar a ciclón tropical entre las próximas 48 y 72 horas, afectando las regiones Costa Chica, Costa Grande y Centro, principalmente.

Al mismo tiempo se desarrolla una zona de baja presión con un 70 por ciento de potencial ciclónico, que la mañana de este viernes se localiza al sur de las costas del estado de Guerrero, generando nubosidad que refuerza el pronóstico de lluvias fuertes para las próximas horas.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil que presidió el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, se informó que este fenómeno favorecerá el potencial de lluvias fuertes y oleaje elevado en la franja costera, alertó el secretario de Protección Civil, Marco César Mayares Salvador, quien agregó que la temporada de ciclones y huracanes concluye el 30 de octubre.

Durante la sesión efectuada este viernes en la residencia oficial Casa Guerrero, el funcionario informó que en esta fase preventiva cuentan con 599 refugios listos en todo el estado para funcionar en caso de ser necesario.

Destacó la comunicación que mantienen permanentemente con las áreas de Protección Civil de los 81 ayuntamientos para que tomen sus medidas precautorias y a la vez informen a la población y realicen campañas de difusión.

Mayares Salvador agregó que su dependencia vigila el comportamiento y evolución de ambos fenómenos hidrometeorológicos, a fin de emitir los avisos y alertamientos para la población y las autoridades municipales, para que extremen las medidas de prevención necesarias.

También recomendó a la población permanecer informados de las condiciones climatológicas con fuentes oficiales, no hacer caso a falsos rumores, atender las indicaciones del personal de Protección Civil y reportar cualquier incidencia al número de emergencias 911.

Además de alejarse de zonas de inundación, de los márgenes de ríos, lagunas y presas, así como laderas inestables propensas a deslaves o derrumbes, mantener vigilancia en escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas y tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico.

Comentarios