Arturo Pacheco Bedolla: la justicia electoral se está parcializando

Logo IRZA

- El caso Lozano Cruz lo demuestra

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
 La separación de Emiliano Lozano Cruz, magistrado de la Tercera Sala del Tribunal Electoral del Estado (TEE), del análisis y resolución de las impugnaciones que eventualmente promueva el PRI en este proceso electoral, advierte que la justicia electoral se empieza a “parcializar”.

El representante del PRD ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Arturo Pacheco Bedolla, dijo que la resolución del pleno exhibe las diferencias políticas y personales que existen al interior del TEE.

Pero lo más preocupante, advirtió, es que los magistrados René Patrón Muñoz, J. Inés Betancourt Salgado, Ramón Ramos Piedra e Hilda Rosa Delgado Brito, se inclinaron por el PRI, a escasos 17 días de la elección del 1 de julio.

“Le dan la razón al partido político que pide que un magistrado no conozca de sus asuntos, y prácticamente lo expulsan”, declaró en entrevista telefónica ante la resolución que aprobó el pleno del TEE por mayoría de votos el pasado martes.

Los magistrados René Patrón Muñoz, J. Inés Betancourt Salgado, Ramón Ramos Piedra e Hilda Rosa Delgado Brito declararon procedente la separación de su compañero Emiliano Lozano Cruz del estudio, análisis y resolución de las impugnaciones que eventualmente promueva el PRI en este proceso electoral.

Lo anterior, con base a un juicio electoral que promovió Manuel Saavedra Chávez, representante de ese partido ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), en contra de Lozano Cruz.

Pacheco Bedolla confirmó que su partido, el PRD, “está preocupado por la situación que se vive al interior del Tribunal” sobre todo porque las decisiones que allí se aprueban “tienen repercusiones de manera fundamental en la resolución de otros asuntos”.

Advirtió que el órgano jurisdiccional “comienza a parcializar la justica electoral” al darle la razón al PRI, en cuyo resolutivo excluye a Lozano Cruz del análisis de las impugnaciones que promueva el PRI o de inconformidades promovidas en contra de ese instituto político.

No descartó que la dirigencia de su partido inicie un procedimiento jurídico con relación a esa determinación. “A nosotros nos preocupa que un órgano que emite resoluciones tenga problemas serios y que repercuta en el exterior”.

También hizo un llamado a los magistrados para que mejoraren su relación interna porque exhiben “grandes diferencias, más allá del asunto jurisdiccional”.

Comentarios