Asunción Martínez, del PRD: Ya no debe permitirse que Leyva Mena dé otro “show”

F-1-Asunción Martínez-IRZA

Juan Blanco/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
La irrupción del alcalde con licencia Marco Antonio Leyva (MAL) en el edificio del Ayuntamiento de Chilpancingo, “es un acto falto de civilidad política y moral”, opinó Asunción Martínez Ortiz, dirigente municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien, además, calificó esa acción como un “show”.

En entrevista para Agencia de Noticias IRZA, el dirigente recordó que Leyva solicitó licencia para dejar el cargo y se fue en octubre del año pasado por “su falta de capacidad para dar resultados a la población de Chilpancingo”, tras las constantes demandas de solución a problemáticas que afectaban y afectan a los habitantes de esta ciudad.

“Leyva Mena fue uno de los causantes de que se pusiera en riesgo la salud de los chilpancingueños” por la contingencia ambiental provocada por los cúmulos de basura n la vía pública, por lo tanto, dijo, “no debe regresar a sus funciones”, por respecto a la sociedad agraviada por su incapacidad e irresponsabilidad.

Además, puso énfasis en que el regreso de priista a la administración municipal, deja ver “una estela de intereses oscuros”, como por ejemplo, querer encubrir la auditoría y responsabilidades jurídicas en su contra por supuestos desvíos de recursos.

Ante esto, Asunción hizo un llamado tanto a MAL, así como al alcalde sustituto Jesús Tejeda Vargas, a “que le tengan respecto a la ciudadanía de Chilpancingo” y exhortó al Congreso del Estado, para que los diputados no permitan estos hechos como los ocurridos el lunes cuando MAL irrumpió en el palacio municipal y se sentó groseramente en el sillón desde el que despacha Jesús Tejeda, y entregó nombramientos a sus cercanos para diversas funciones en la administración del municipio, con lo que cometió el delito de usurpación de funciones

Respecto a si apoya la permanencia del edil sustituto, Tejeda Vargas, para seguir en el puesto, el dirigente dijo que no avala a ninguno de los dos, porque no se trata de un apoyo sino de un procedimiento jurídico que el Poder Legislativo llevó a cabo en octubre del año pasado, cuando aceptó la licencia de MAL para separarse del cargo por lo que restaba de su periodo constitucional.

Comentarios