Cada familia de los 6 policías asesinados recibirán 600 mil pesos por seguro de vida

Logo IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.- El gobierno de Guerrero garantizó el pago del seguro de vida para los familiares de los seis policías asesinados el martes en una emboscada perpetrada por hombres armados en el municipio de Zihuatanejo.

“Obviamente, las familias (de los policías) tienen derecho a las prestaciones que por ley se otorgan, esperemos que se cumplan debidamente”, dijo Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, en materia de seguridad pública.

De acuerdo con policías consultados bajo reserva de anonimato informaron que el seguro de vida de cada elemento es de 600 mil pesos y que ninguno cuenta con “bono de riesgo”.

Recordaron que el exgobernador Zeferino Torreblanca Galindo les asignó un seguro de vida por más de un millón de pesos, pero que su sucesor Ángel Aguirre Rivero lo redujo a 600 mil pesos.

Desde entones la cantidad no ha variado, indicaron los policías consultados este jueves en el homenaje póstumo que encabezó el gobernador Héctor Astudillo a los seis elementos caídos el martes en Zihuatanejo.

Álvarez Heredia también reconoció que “se necesitan más policías estatales y municipales para cubrir todo el territorio (guerrerense)”, pero reconoció el trabajo que realizan los que están en activo.

Del asesinato de los seis policías en una emboscada por hombres fuertemente armados en Zihuatanejo, región Costa Grande, dijo que sí hay avance en las investigaciones, pero se negó a ventilar detalles.

Indicó que el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez, ya informó al gobernador Astudillo sobre el avance de las investigaciones, pero aclaró: “estoy impedido para darlos a conocer”.

Sólo reiteró que la emboscada a los seis elementos fue una “reacción” al enfrentamiento que poco antes se había registrado entre policías estatales, ministeriales, federales y efectivos del ejército con civiles armados en el poblado de El Coacoyul, municipio de Zihuatanejo, donde fueron abatidos 10 presuntos delincuentes.

Informó que el gobierno de Guerrero redoblará sus acciones de seguridad pública en coordinación con las fuerzas armadas, pero también replicó el llamado del gobernador Astudillo para que las policías municipales asuman su responsabilidad en ese rubro.

Comentarios