Campesinos saquean 50 toneladas de fertilizante

F-1-Saquean bodega de fertilizante en Mochitlán-IRZA

Mochitlán, Gro.- Al menos 50 campesinos de varias localidades de este municipio tomaron este lunes una bodega de fertilizante, en esta cabecera, la cual saquearon.

Los labriegos se llevaron en vehículos particulares unas 50 toneladas del abono, apremiados –dijeron- porque si no aplican el fertilizante en sus milpas, no crecerán lo suficiente y la cosecha del maíz puede ser pobre.

Este lunes por la mañana unos 50 campesinos llegaron a las 9:30 horas a la bodega donde se almacena el fertilizante, violaron los candados de la puerta principal del almacén y robaron el insumo.

Al irrumpir en ese lugar observaron que algunos sacos que contenían el abono estaban mojados: “se van a echar a perder, mejor nos los llevamos para nuestra siembra”, dijeron.

De inmediato empezaron a sacar los bultos y los colocaron en dos hileras afuera de la bodega, en tanto otras personas hacían una lista de campesinos presentes y de las localidades de donde provenían, para hacerles entrega del abono.

Durante el saqueo, un campesino dijo: "ya estamos en la tercera semana de julio y el abono no ha llegado a nuestras parcelas, es una injusticia y una promesa que no cumplió Andrés Manuel López Obrador".

Se pudo conocer a través de un trabajador de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (Sagadegro) que los saqueadores son campesinos de La Laguna, El Naranjo, El Rincón, Tlapacholapa y de esta cabecera municipal.

Ese empleado trataba de convencer a los campesinos que esperaran a la distribución del fertilizante de acuerdo al padrón, pero otro de los labriegos le contestó: "son chingaderas, porque no aparezco en el padrón, siempre hemos sido beneficiados del programa, pero ahora nos están quitando; si no abonamos nuestras tierras estos días, nuestras cosechas se van a echar a perder".

Casi dos horas después llegó hasta ese lugar el alcalde de este municipio, Jhobanny Jiménez Mendoza, acompañado de funcionarios de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (federal) para pedir a los campesinos que desistieran de su acción, pero prácticamente ya se habían llevado todo el fertilizante almacenado.

De acuerdo a los datos que se obtuvieron en el lugar de los hechos, en esa bodega se almacenaban al menos 56 toneladas de fertilizante y semilla mejorada que se iban a entregar de acuerdo a un censo que está en manos de los Servidores de la Nación, de los cuales ninguno estaba presente en ese lugar.

Comentarios