Comisión de Derechos Humanos: Para combatir la violencia es necesaria una mayor participación de la sociedad

F-2-RAMÓN NAVARRETE MAGDALENO-CODDEHUM-IRZA

Chilpancingo, Gro.- El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno, aceptó que las alertas de género no han servido para disminuir los asesinatos contra mujeres en nuestra entidad federativa.

Consideró que es necesario que colabore la sociedad civil con las instancias de gobierno, en un programa de amplio espectro para disminuir la violencia contra las mujeres.

Navarrete Magdaleno dijo que lo que está sucediendo en Guerrero en materia de asesinatos y en general la violencia contra las mujeres, “no se puede ocultar, es del dominio público, lo que quisiéramos es que tengamos mejores resultados en el combate a la delincuencia”.

Atribuyó esta violencia a “una situación global que no nos excluye de responsabilidades, lo vivimos en gran parte de la República, nos interesa Guerrero y hay que trabajarlo, tenemos una alerta de violencia de género que no ha resuelto esta violencia contra las mujeres”.

Dijo que es necesario “hacerlo desde la sociedad, tenemos que conjuntamente tomar acciones que nos permitan tener mejores resultados; hay que exigir mayores resultados al municipio, al gobierno del estado y a la federación porque es una responsabilidad compartida”.

En otro tema, respecto a familias de diez comunidades desplazadas por la violencia en el municipio de Petatlán, recordó que hay una ley que hay que cumplir “en tema el de desplazamientos, tenemos varios grupos, el esquema es que se eche a andar la ley, que se otorguen los apoyos inmediatos para establecerlos en un lugar, hacerse cargo de la seguridad y los insumos necesarios para que las familias puedan tener las condiciones mínimas para vivir”.

Señaló que la CDHEG “no tiene policías, somos abogados, y cuando se trata de entrar a comunidades donde están desplazando gente, lo vemos con mucho cuidado porque también somos seres humanos, tenemos familia, nos sobran ganas y deseo de hacer justicia pero tenemos un límite para entrar a comunidades donde existe riesgo”.

Explicó que hay una cita pendiente con la Secretaría de Gobierno para atender estas comunidades: “vamos a buscar la posibilidad de ir a donde haya condiciones de seguridad, es muy difícil, no es una sola comunidad la que está desplazada, sobre todo en esta cordillera de la Sierra; en Tierra Caliente es muy complejo y lo atendemos en la medida de las posibilidades de la CDHEG; tenemos grupos instalados en Ayutla, Atoyac, Chilpancingo, los cuales visitamos para constatar las condiciones en las que se encuentran”.

Comentarios