Consejo Estatal de Seguridad Pública timó a aspirantes a trabajar en el 911

Logo IRZA

-Hicieron exámenes para trabajar como operadores telefónicos, pero les ofrecieron empleo como policías estatales, denuncian

Fabián Trigo/IRZA
El Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública que encabeza Nybia Solís Peralta, fue denunciado públicamente por un grupo de personas de haberlas timado, porque dijeron que en atención a una convocatoria oficial cumplieron con todos los requisitos y aprobaron los exámenes para ocupar una de las 50 plazas promovidas como operadores telefónicos en el centro de atención de emergencias 911 con un salario de 16 mil pesos mensuales, pero finalmente les negaron esos espacios porque los entregaron a otras personas sin perfil, ni estudios ni tramites y a cambio les ofrecieron empleo como policías estatales con salarios de entre 4 mil o 5 mil pesos a la quincena.

Este jueves denunciaron que el pasado mes de marzo se emitió esta convocatoria y que entregaron toda la documentación que les solicitaron, después fueron llamados a realizar los exámenes de control y confianza en el Estado de Puebla, debido a que les argumentaron que en Guerrero no hay personal para realizarlos.

Posteriormente les informaron que sería el día 10 de mayo que, por parte del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública les llamarían por teléfono para informarles quienes aprobaron el examen de control y confianza y serían contratados.

Seguido de esto, quienes fueron llamados hicieron entrega de la documentación correspondiente, informándoles que en dos semanas estuvieran preparados con su equipo de uso personal para presentarse en las instalaciones de la Universidad Policial (Unipol), con sede en esta capital.

Dijeron que después, una licenciada identificada como Olivia Pineda Pineda, directora General de Desarrollo Humano de la Secretaría de Seguridad Pública, fue quien los citó en el Palacio de Gobierno, para informarles que las únicas plazas a ocupar eran las de policía estatal, con un sueldo de 4 a 5 mil quincenal, propuesta que rechazaron tajantemente, porque mencionaron que además de que la convocatoria era clara para ocupar un espacio como operadores telefónicos en el 911, cuentan con licenciatura, titulación y cédula profesional.

Dieron a conocer que posteriormente acudieron al Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, donde les dijeron que estuvieran tranquilos, que serían llamados porque con base a los resultados de los exámenes de control y confianza eran aptos para ocupar para ocupar las plazas de operadores telefónicos en el 911.

Argumentaron que, en su desesperación porque el tiempo transcurría y no les llamaban, en una segunda cita con Olivia Pineda Pineda en Palacio de Gobierno, ésta les advirtió que “evitáramos acudir con periodistas o de lo contrario nos consideráramos fuera”, por lo que mantuvieron la mesura.

Pero después de 6 meses que “hemos esperado y no hay respuesta, nadie nos da la cara”, dijo una mujer del grupo, decidieron denunciar el caso de manera pública.

“Personalmente acudí esta semana al Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública y la titular, Nybia Solís Peralta me informa que las plazas ya se ocuparon y que no habíamos sido mandados traer por no contestar el teléfono; es una mentira porque no fuimos llamados”, dijo la mujer.

Comentó que Nybia Solís Peralta le dijo que “ni modo, las plazas ya se ocuparon”.

Mencionó que posteriormente le dieron un argumento diferente: “al acudir con un ingeniero de quien únicamente saben que se llama Edgar, ahí mismo nos dice es que no hay recursos”.

Las personas afectadas exigen que les den una explicación profesional, porque han utilizado diferentes argumentos respecto a esos espacios.

Solicitaron la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores y que les dé la oportunidad de incorporarse al trabajo que les fue ofrecido a través de una convocatoria siguiendo todos los procesos, así como la entrega de su título y cédula profesional.

Consideraron que no es justo que esas plazas ya estén ocupadas por personas que no cumplieron con el perfil ni el examen de control y confianza y que a ellos los hayan timado en Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, lo que acrecienta la desconfianza hacia esa institución.

Comentarios