Contexto Político: MAL: ¿angustiar al PRI?

Si Marco Antonio Leyva (MAL) quería llamar la atención, lo logró.

En este momento tiene preocupados a los dirigentes de su partido, al Congreso local, a Jesús Tejeda Vargas y al propio gobierno estatal. Y no es para menos.

Su regreso a la escena pública ha alterado los planes de algunos grupos políticos que operan en la capital del estado, ya que su eventual regreso al Palacio Municipal representaría un serio golpe al viejo partido fundado por el general Plutarco Elías Calles. No así, a la oposición que, sin manifestarlo públicamente, está a favor de que el tricolor se fracture.

El PRI tiene dos grupos fuertes que se han alternado el poder, pero que en 2015 le dieron la oportunidad a MAL para ser candidato a la Presidencia Municipal y le operaron la campaña al ver que no levantaba en las encuestas.

Me refiero a los morenistas, liderados por el ex alcalde y actual delegado en Guerrero del  Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Mario Moreno Arcos; y el astudillismo, cuyo jefe máximo es el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Leyva Mena estaba condenado a perder en la pasada elección. Ya en anteriores entregas he señalado que el PRI cometió el grave error de hacerlo candidato.

El ex diputado federal y actual director del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos de Guerrero (IEEJAG), Jorge Salgado Parra, y la diputada federal Beatriz Vélez Núñez, también contribuyeron al triunfo de MAL.

El objetivo del PRI en ese entonces era muy claro: recuperar Guerrero y, por ende, retener la capital del estado.

Jorge Salgado y Beatriz Vélez aspiran lograr la candidatura del PRI a la Alcaldía y son –en ese orden– los que lideran las encuestas, pero están conscientes que la sombra de MAL le perjudicará al priismo en la elección del 1 de julio.

Y será este jueves cuando el Congreso local decida si aprueba o no el regreso de Leyva Mena en la Presidencia Municipal.

Lo cierto es que si MAL vuelve al poder el juicio de revocación de mandato que hay en su contra, será reactivado.

Bueno, eso es lo que informó el pasado martes el diputado Iván Pachuca Domínguez, presidente de la Comisión Instructora, quien aseguró que “el dictamen ya está listo”, sin precisar si era a favor o en contra.

MAL no la tendrá fácil en el Congreso local. Y lo digo porque se quedó sin aliados.

La mayoría de los que antes le aplaudían, le han dado la espalda. Y se entiende. MAL es una mala influencia en este momento. Prácticamente es un cadáver político.

Ni los partidos de oposición lo pelan para tenerlo entre sus filas.

Además, MAL tendrá que enfrentar la denuncia penal por ejercicio indebido del servidor público que hay en su contra en la Fiscalía General del Estado, la cual fue presentada por la Auditoría Superior del Estado. ¡Zas!

 BAJA EN EL TRICOLOR

El ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, renunció la tarde de este miércoles al PRI, instituto político en el que militó durante 40 años.

Se va -dijo- decepcionado por la ruta que ha tomado la dirigencia nacional del tricolor y el alejamiento que ha tenido el gobierno federal con los mexicanos.

“La gerencia nacional del Partido Revolucionario Institucional se ha alejado de la militancia, de las bases, de las estructuras, ha desconocido a su gente, ha dejado de escuchar a los ciudadanos y ha perdido su identidad filosófica”, reiteró durante un mitin en la plaza Melchor Ocampo de la capital michoacana.

Anunció que seguirá trabajando en otra trinchera a favor de los 113 municipios que conforman el estado de Michoacán.

Cabe destacar que Vallejo Figueroa ha sido cuatro veces alcalde de Morelia, legislador (local y federal), dirigente estatal del PRI y gobernador.

El perjudicado con esa decisión será, sin lugar a dudas, José Antonio Meade Kuribreña, aspirante a la Presidencia de la República, ya que el ex gobernador sigue pesando políticamente y contenderá por un cargo en el actual proceso electoral.

MÁS DENUNCIAS CONTRA SUÁSTEGUI

Quien sigue acumulando serias acusaciones en su contra, es Marco Antonio Suástegui, líder de un grupo de civiles armados que se hacen llamar policías comunitarios y que operan en comunidades (sin presencia indígena) del municipio de Acapulco.

En las redes sociales circulan videos de algunas personas que han sido desplazadas de sus pueblos y han tenido que refugiarse en Estados Unidos para salvaguardar su integridad física.

De asesino y violento no lo bajan.

El comisario de La Concepción –lugar en donde el pasado domingo se suscitaron dos enfrentamientos armados entre los pistoleros de Suástegui y elementos policiacos, que dejó 11 muertos y 30 detenidos–, Florentino Melchor León, en entrevista aseguró que los supuestos comunitarios “eran puros delincuentes” y que solamente se dedicaron aterrorizar a los habitantes de dicho poblado.

Suástegui, por supuesto, se hace la víctima.

Podrá engañar a los visitadores de Derechos Humanos, más no a los que viven en las localidades ubicadas en los Bienes Comunales de Cacahuatepec.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias