Continúa el paro en la Normal Centenaria

Logo IRZA

- Quieren a la maestra Lucrecia Mondragón como su directora

- Se les suman otras Escuelas de normalistas

Berenice Reyes/IRZA
Maestros de la Escuela Normal Preescolar Adolfo Viguri Viguri se sumaron este lunes al paro de labores que hace dos semanas mantienen los trabajadores de la Centenaria Normal del Estado Ignacio Manuel Altamirano (CENEIMA) para demandar que la profesora Lucrecia Mondragón Sosa sea designada como directora de esa institución.

Este martes los trabajadores de la CENEIMA sostendrán una reunión de trabajo con el secretario de Educación en Guerrero, José Luis González dela Vega Otero, después de realizar un bloqueo en la autopista del sol el viernes pasado.

Más de 50 trabajadores de la CENEIMA, ubicada en la colonia Jardines del Sur, iniciaron el pasado 31 de octubre un paro de labores para exigir que se respete el proceso de votación que llevaron a cabo para designar a la nueva directora de la institución, sin embargo aseguran que las autoridades educativas han otorgado ese nombramiento a Abigail Arcos Bello, quien afirmaron perdió la elección interna.

Los trabajadores responsabilizan directamente al subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Arturo Salgado Urióstegui y al director de esa área, Edwin Morales Leguízamo.

Este martes más de 60 trabajadores de la Normal Preescolar, ubicada sobre la avenida de la Juventud iniciaron un paro de labores por tiempo indefinido para exigir que se respete el proceso interno de la elección realizado el pasado 20 de octubre.

Stalin Santos, trabajador de la CENEIMA, confió en que con la intervención del secretario de Educación, José Luis González de la Vega, se designe como directora a la maestra Lucrecia Mondragón Sosa, “porque existe un acta donde consta que ella ganó la elección interna, previa revisión de curriculum, trayectoria y por decisión de la base trabajadora”.

El maestro confirmó que este lunes se sumó al paro la Normal Viguri y que probablemente las demás Normales Públicas apoyen a la CENEIMA.

Comentarios