Culpan a la UPOEG del asesinato de un matrimonio y tres de sus pequeños hijos

Agencia IRZA

- Pero la UPOEG responsabiliza a otro grupo de ese hecho

Chilpancingo, Gro.- El Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG), negó que ser responsable de la emboscada al comandante de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Víctor Giles Adame, en donde falleció, junto con su esposa y sus tres hijos menores de edad.

Luego de la emboscada del miércoles de esta semana en una brecha de la comunidad de Mohoneras en el valle de El Ocotito, la UPOEG responsabilizó al FUPCEG de ese hecho.

El FUPCEG a través de sus policías comunitarios le disputa abiertamente a la UPOEG el control del corredor desde Xaltianguis hasta El Ocotito.

Apenas el 7 de mayo el FUPCEG, cuyo dirigente es Salvador Alanís, irrumpió en Xaltianguis, de donde desplazaron a los comunitarios de la UPOEG que encabeza Ernesto Gallardo, que a su vez está al mando de Bruno Plácido Valerio, líder de esta segunda organización.

En junio, en al menos un par de ocasiones el FUPCEG intentó ingresar por la fuerza al poblado de El Ocotito, pero no han logrado apoderarse totalmente de esa plaza.

Luego de la emboscada al comandante de la UPOEG, el FUPCEG emitió un comunicado en el que dan cuenta de esa "masacre" en la que varios hombres armados acribillaron sin miramientos y dieron muerte a dos adultos, Víctor Giles Adame, alias 'el Muletas' , a su esposa Karla Santiago y sus tres niños Yamileth Giles Santiago, de 7 años; Jonathan Giles Santiago, de 14, mientras que, su otro pequeño de nombre Víctor Giles Santiago, resultó herido y fue trasladado al hospital, en donde falleció.

En el comunicado sostienen que "negamos rotundamente que el FUPCEG llevara a cabo tan aberrante hecho, como han dicho los integrantes de la UPOEG”.

Y sostienen que tienen "información fidedigna de que lo ocurrido fue por pugnas internas entre los miembros de la UPOEG del valle de El Ocotito, por lo que, además, desde noviembre del 2016 han sido asesinados un alrededor de 60 personas en los que se han notado casos de ancianos, mujeres y niños que han perdido la vida por esta organización criminal que utiliza el buen nombre de la policía comunitaria para actuar impunemente una y otra vez".

Por ello hacen "un llamado urgente a los tres niveles de gobierno para que atienda esta situación y lleven a los responsables de esta masacre a la justicia. De no ver resultados que pongan fin a este grupo de delincuentes seguiremos trabajando para hacer el trabajo nosotros mismos".

Agregaron además que se han "constituido para erradicar los grupos de la delincuencia organizada que día a día laceran la paz social en cada rincón de nuestro bello estado de Guerrero, donde los secuestros, levantones y asesinatos han sido el pan de cada día sin que ninguna autoridad logre detener las cifras alarmantes que nos mantienen a estos niveles graves de violencia. Por esa razón combatimos día a día los grupos armados que generan estos actos aberrantes así lo hacemos y lo seguiremos haciendo, porque solo el pueblo puede salvar al pueblo".

Comentarios