Denunciará penalmente el Ayuntamiento las irregularidades de Marco Antonio Leyva

F-1-Alcalde Antonio Gaspar-IRZA

- Acusa que desaparecieron 50 vehículos

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El Ayuntamiento de Chilpancingo denunciará la próxima semana las irregularidades detectadas en el proceso de entrega-recepción que heredó el ex alcalde Marco Antonio Leyva Mena.

Las denuncias serán presentadas ante la Fiscalía General del Estado (FGE), Auditoría Superior del Estado (ASE) y Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental, confirmó el alcalde Antonio Gaspar Beltrán.

En entrevista al concluir un encuentro con empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Chilpancingo, el edil se negó a precisar detalles sobre el contenido de las denuncias hasta que el contralor del Ayuntamiento, Francisco Javier Ríos Martínez, las oficialice por la vía penal, administrativa y financiera.

Pero adelantó que entre las causales se encuentra el “no pago de compromisos” que no atendió la pasada administración encabezada por el priista Marco Antonio Leyva Mena, así como la desaparición del parque vehicular.

Además, que Leyva Mena, de acuerdo a investigaciones que ha realizado la Contraloría Interna Municipal, “desapareció el parque vehicular” del Ayuntamiento.

“No encontramos más de 50 vehículos que formaban parte del parque vehicular en el Ayuntamiento de Chilpancingo, más que el de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal; de ahí para allá, no hay unidades, todo fue reportado como chatarra y fueron vendidas”, acusó.

Comentó que las pasadas autoridades tuvieron un plazo de 30 días para solventar las observaciones detectadas en ese proceso, pero que en ese plazo no presentaron ningún elemento de prueba.

Informó que la deuda únicamente con empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) asciende a 30 millones de pesos, pero agregó que la deuda institucional global es superior a los 400 millones.

Pide 67 mdp para pagar aguinaldos
El martes 20 de noviembre, Gaspar Beltrán solicitó formalmente la ayuda financiera del gobierno del estado por 67 millones de pesos para el pago de aguinaldos y prestaciones de fin de año, confirmó este miércoles en entrevista.

Informó que la administración central del Ayuntamiento requiere 54 millones de pesos, mientras que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) 13 millones, que hacen un total de 67 millones.

“El gobernador Héctor Astudillo Flores nos había ofrecido su solidaridad para atender este tema en el mes de diciembre”, puntualizó, y agradeció el respaldo del Ejecutivo, tras reconocer que la responsabilidad es del municipio.

“No es responsabilidad del gobierno del estado; yo estoy pidiendo ayuda y el auxilio del gobernador, un hombre solidario y que ha sido atento y colaborativo con esta administración, a quien le pedimos su orientación para darnos una opinión de las rutas a seguir para tener la fuente de financiamiento. Nos sentimos solidarizados con el trato que el gobierno del estado nos da”, enfatizó.

La nómina debe adelgazarse
Gaspar Beltrán precisó que no pretende “cobrar facturas políticas”, pero advirtió que la nómina debe “adelgazarse” porque su costo mensual está rebasado por 15 millones de pesos, y advirtió que si el gobierno federal del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no aprueba el rescate financiero, el Ayuntamiento quedaría al borde del “colapso financiero”.

“Fuimos objeto de una protesta en derechos humanos; aquí no es un tema de insensibilidad o de que quiera cobrar facturas políticas, es un tema de faltante de liquidez económica. La nómina está rebasada por 15 millones de pesos al mes y debemos hacer un ejercicio para adelgazarla”, enfatizó.

En ese sentido, comentó que su gobierno tampoco está cruzado de brazos esperando que le resuelvan los problemas y que a eso se debe sus gestiones ante senadores y diputados federales, así como ante diputados locales, incluso su reciente visita a la “Casa de Transición” del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Confió en que la mesa de diálogo efectuada la semana pasada en la Cámara de Diputados, a la que asistió también el gobernador Héctor Astudillo Flores, senadores, diputados y alcaldes guerrerenses, se traduzca en mayor presupuesto para el 2019.

Comentarios