El sustituto Jesús Tejeda Vargas debe rendir el II informe que dejó pendiente Leyva Mena

- De no hacerlo incurrirá en grave violación de la Ley

En Chilpancingo está a punto de violentarse la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Guerrero, lo cual es sumamente grave.

Marco Antonio Leyva Mena, presidente municipal constitucional, se separó del cargo previa licencia aprobada por el Congreso local, el 16 de octubre del año que corre.

De inmediato asumió la Alcaldía, como sustituto, el señor Jesús Tejeda Vargas.

Leyva Mena abdicó sin rendir su segundo informe de labores, con lo cual la población de este municipio se quedó sin saber al detalle cómo se ejercieron los recursos públicos (el presupuesto), lo que va en contra de los principios de transparencia y rendición de cuentas, se contraviene la Ley federal de la materia. Gravísimo.

Tejeda Vargas está obligado a rendir ese informe que quedó pendiente con la salida de Leyva Mena de la Alcaldía, antes de que termine este mes. Cuenta con  escasos días para hacerlo. Si no lo hace puede ser sometido a juicio político. Informar, en estos casos, es un asunto de orden legal, institucional.

El artículo 73, Fracción II de la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Guerrero, ordena que el presidente municipal debe “Rendir al pueblo del Municipio en sesión solemne, en la última quincena del mes de noviembre, el informe anual pormenorizado sobre el estado que guarda la administración municipal del cual enviará copia al Ejecutivo y al Congreso del Estado”.

Si el sustituto Jesús Tejeda Vargas no rinde ese segundo informe habrá violado la Ley y, si ese fuera el caso, tendría que atenerse a las consecuencias de orden legal.

¿Y los síndicos?

Eso lo abordaremos en otra entrega.