En Chilpancingo... Más de 20 minutos duró el ataque a balazos a una casa

CASA BALEADA 1

-Durante la refriega, ninguna autoridad intervino

-A escasos 150 metros hay un retén militar

Chilpancingo, Gro., julio 20 del 2019 (IRZA).- A la 1:45 de la madrugada de este sábado, un matrimonio, sus tres niños y su abuelita despertaron por los balazos que pegaban en la fachada de su casa en la colonia Amelitos II.

Los cristales, paredes, el portón principal del domicilio y las cortinas metálicas de dos locales comerciales que tienen en la planta baja, sufrieron decenas de perforaciones.

Un grupo de sujetos desconocidos hizo que por más de 20 minutos los sueños de la familia se convirtieran en la más grande pesadilla, llena de zozobra, terror, reducida a sólo pensar en lo fatal.

A unos 150 metros de la casa atacada a balazos, cerca de la parte alta de la colonia PRD, en la carretera a la comunidad de Amojileca, se ubica un retén del Ejército Mexicano, pero el personal castrense no atendió el llamado de auxilio, denunciaron los vecinos que sentían que los balazos eran contra sus propias casas.

El poderoso retumbar de las armas de asalto inmovilizó a todos, hasta los militares se quedaron pasmados. Tampoco llegaron elementos de otras corporaciones policiacas ni municipales, ni estatales, ni de la Guardia Nacional.

Tras el ataque a la vivienda, los sujetos se retiraron impunemente a bordo de vehículos. Los militares que estaba a 150 metros no llegaron a auxiliar a la familia.

Un transformador y cables de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) también resultaron afectados por los balazos.

Fue hasta las 9:00 de la mañana de este sábado que personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), escoltado por Policías Ministeriales, arribó a la casa para realizar las diligencias. Más de 7 horas después de que la vivienda fue atacada a balazos, la zona fue acordonada.

Los negocios de lavandería y servicios de internet y de cómputo ubicados en la planta baja de la vivienda permanecieron cerrados toda la mañana y mediodía. En la banqueta y pegados a la casa, sólo se pudo observar una escoba y dos huacales de madera.

Sobre la calle, precisamente en la principal que conecta con el camino a Amojileca, pudieron observarse más de 100 casquillos percutidos por armas AK-47 y AR-15.

En el lugar se informó que la abuelita de los niños sufrió una crisis nerviosa, pero la auxiliaron dentro de la casa sus familiares.

Según información policiaca, no hubo personas lesionadas por los disparos.

Comentarios