En el pago del impuesto predial se acabó el influyentismo: Antonio Gaspar Beltrán

F-1-INICIO DE PAVIMENTACIÓN DE CALLE EN LA COLONIA MORELOS DE CHILPANCINGO-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El alcalde Antonio Gaspar Beltrán reveló que “el tráfico de influencias para el pago del impuesto predial tenía sus favoritos”, pero que a partir de ahora no habrá “manos externas o privilegiadas” que autoricen “descuentos indebidos”.

“Hubo mucho tráfico de influencias que generó que haya personas que tienen edificios de tres o cinco pisos y pagan un predial de 200 pesos anuales, cuando la ley establece que deben reportar a la autoridad cuando su plusvalía incremente”, acusó.

Acompañado de los directores de los periódicos Diario de Guerrero, Héctor García Álvarez y La Crónica de Chilpancingo, Javier Francisco Reyes; los diputados Jorge Salgado Parra, del PRI; Perla Edith Martínez Ríos, del PRD, y Servando de Jesús Salgado Guzmán, sin partido, así como de síndicos y regidores, Gaspar puso en marcha este miércoles los trabajos de pavimentación de la calle Revolución del Sur, en la colonia Morelos.

Cabe mencionar que este miércoles, vecinos de las colonias ubicadas al sur-poniente de la ciudad protestaron en Palacio Municipal en rechazo al presunto aumento del impuesto predial, el cual, aseguran, es del 300 por ciento.

Al respecto, Gaspar aclaró que el Ayuntamiento no tiene facultades para incrementar el monto de los impuestos, pues se basa estrictamente en las tablas de valores que autoriza anualmente el Congreso local mediante Ley de Ingresos.

Lo que está haciendo su administración, dijo, es aplicar únicamente esas tablas de valores y eliminar los actos de corrupción que mediante “usos y costumbres” permitían hacer descuentos especiales a los contribuyentes.

Agregó que por esa razón se instaló un sistema digital de cobro que “no permite que manos externas o privilegiadas den descuentos al pago de impuesto”. E insistió: “No estamos propiciando nada injusto, jamás lo permitiría”.

En ese sentido manifestó su disposición de atención inmediata a cualquier ciudadano que sienta lastimados sus derechos, pero enfatizó que su propósito es impulsar un municipio ordenado y eficiente en su recaudación hacendaria, “para hacerle frente al déficit de 250 millones de pesos, pero no es sangrando los bolsillos como vamos a salir de esta crisis”, sostuvo.

Señaló también que, como parte de ese compromiso, desde el arranque de su administración no ha cancelado el pago de ninguna infracción de tránsito y menos de recibos por servicio de agua, porque “la situación económica del Ayuntamiento me obliga a ser un gobernante responsable”.

Ante legisladores, integrantes del cuerpo edilicio, vecinos de la colonia Morelos y funcionarios, el alcalde resaltó que a un año de gobierno no tiene “señalamientos de corrupción o de enriquecimiento ilícito”.

Comentó que buscó ser presidente municipal porque le apasiona y llena su vida el “poder hacer algo por mi tierra, por este pueblo que me dio la oportunidad de hacer historia y de cambiarle la imagen urbana”, y en ese sentido pidió a los vecinos que vigilen permanentemente la calidad de la obra y que cualquier anomalía la reporten de inmediato.

Comentarios