En unos días podría darse el cierre definitivo de la Mina “Media Luna”

Logo IRZA

Cocula, Gro.- La empresa canadiense Torex Gold Resources, propietaria de la Mina Media Luna, en Cocula, advirtió el cierre definitivo de sus operaciones por la pérdida de más de 30 millones de dólares, a causa de la huelga que mantiene un grupo de trabajadores desde hace un mes.

A través de un comunicado dirigido a sus empleados de confianza, la propietaria de la tercera mina con mayor producción de oro en México les dio a conocer la ruta crítica que llevará a cabo para tratar de superar el conflicto laboral que a la fecha les ha generado cuantiosas pérdidas económicas.

“El próximo miércoles 13 de diciembre, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje realizará un recuento entre los trabajadores para saber qué sindicato obtiene la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT). Al día siguiente la propia empresa Media Luna llevará a cabo su propia consulta para saber cuántos empleados están a favor de continuar o no con el paro laboral, y el viernes 15 estarían anunciando el cierre definitivo de las operaciones en la mina”, detalló Renato Ravelo Rodríguez, representante de los trabajadores de confianza.

Desde el pasado 3 de noviembre, un grupo de trabajadores inició un paro de labores con el objeto de que el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (STMMSRM) se adjudique la titularidad del contrato CCT que actualmente ostenta la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM).

“Con el cierre definitivo de la mina, más de 2000 familias perderemos nuestra única fuente de ingresos, pero las afectaciones indirectas serán mucho más graves, porque hay otros cientos de trabajadores que pertenecen a empresas que son proveedoras de productos y servicios, los cuales ya están siendo despedidos”, afirmó Ravelo Rodríguez.

De acuerdo con el Consejo de Cámaras Industriales y Empresariales de Guerrero (Concaingro), el conflicto laboral por la disputa del Contrato Colectivo de Trabajo entre los dos sindicatos también ha generado pérdidas económicas superiores a los 110 millones de pesos a diversas empresas locales que operaban como proveedoras de productos y servicios a la minera Media Luna.

De igual forma, el conflicto detuvo de forma indefinida una inversión por el orden de los mil 200 millones de dólares que se había proyectado para el desarrollo de tres nuevos proyectos mineros en la entidad durante el 2018.

Uno de esos proyectos era “Ana Paula”, que impulsaba el consorcio Alio Gold (antes Timmins Goldcorp) en el municipio de Cuetzala del Progreso, región Norte, con el cual planeaban alcanzar una producción de hasta 150 mil onzas de oro al año.

Asimismo, el grupo Leagold Mining tenía contemplado invertir en la ampliación de sus operaciones en la Mina “Filos”, que se localiza en el municipio de Eduardo Neri, zona Centro, con el objeto de elevar su producción anual de oro a 200 mil onzas.

Mientras que la méxico-canadiense Tresor Resources proyectaba continuar invirtiendo en la recuperación de la Mina “Campo Morado”, ubicada en el municipio de Arcelia, región de la Tierra Caliente, el cual fue abandonado hace algunos años por sus anteriores dueños -la canadiense “Nyrstar”-, quienes enfrentaron graves problemas de inseguridad.

Comentarios