Están sin energía eléctrica y otros servicios comunidades de la Sierra

Logo IRZA

Filo de Caballos, Gro.- Al menos doce comunidades de la zona de la Sierra de nuestra entidad se encuentran desde hace más de una semana sin el servicio de energía eléctrica, sin poderse comunicar, sin el servicio de transporte público y con escasez de alimentos, debido a la incursión violenta de un grupo de personas en esa zona el pasado 9 de este mes.

El 9 de junio un grupo incursionó en la comunidad de Corralitos, en este municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), en el macizo de la Sierra, y disparó sus armas contra viviendas, asesinaron a tres hombres y a uno de ellos lo decapitaron.

Desde esa fecha, una docena de comunidades que están a partir de la localidad de Yextla hacia la zona del macizo central de la Sierra Madre del Sur, se encuentran sin energía eléctrica.

El corte del suministro de energía es en las comunidades de Yextla, Izotepec, Chicahuales, Yerba Santa, Los Bajos, Vuelta del Sur, Tequimil, Escalerilla, Puerto la Guitarra, Pueblo Viejo, Campo Morado, La Aurora, Renacimiento, Agua Zarca, La Guitarra y Puerto del Gallo.

El pasado martes 12, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, informó de esta precaria situación en que viven decenas de familias de esa zona, además de la falta de transporte público, de médicos, enfermeras y escuelas sin clases, afectando a centenares de niños y adolescentes.

Este lunes en una concentración en esta población, donde se decidió la conformación de una Policía Ciudadana regida bajo los usos y costumbres de estas localidades, sus autoridades hicieron un llamado urgente a reestablecer el servicio de suministro de energía eléctrica.

El comisario de Yextla, Venancio Román Flores, dijo que desde el sábado 9 en esta comunidad y en otras de esta zona de la Sierra “no hay energía eléctrica ni tenemos comunicación telefónica”.

Explicó que en esa comunidad son más de 5 mil habitantes y que “hay una docena más de comunidades afectadas; no hay clases en nuestras comunidades y el ciclo escolar no ha terminado, porque los profesores tienen temor subir a trabajar por los hechos de violencia que acontecieron el sábado 9 de junio”.

Román Flores puso como ejemplo que en Yextla son dos centros de educación preescolar, dos primarias, una secundaria y un Colegio de Bachilleres que se encuentran sin clases. “Pero falta el resto de las comunidades, donde tampoco hay atención educativa”.

Agregó que también el servicio de Salud se ha suspendido en la zona, y no hay médicos ni enfermeras, “y acá en nuestras comunidades lo que hace la gente es tratar de no enfermarse los fines de semana, y menos en la noche, porque no hay quien los atienda”.

En abril pasado, el obispo Salvador Rangel informó que intervino con grupos antagónicos del crimen organizado para reestablecer el servicio de energía eléctrica en la comunidad de Pueblo Viejo, municipio de Heliodoro Castillo.

Y en esta ocasión la petición concreta de los pobladores, es que se atienda la precaria situación en la que se encuentran, pues no tienen servicio de transporte público y la comida con sus precios comienzan a elevarse. “Un pollo nos lo venden en 200 pesos, cuando costaba menos de 150 pesos; el combustible escasea y los más afectados son los hijos, por eso pedimos a las autoridades que intervengan y solucionen cuando menos el reabastecimiento del servicio de energía eléctrica”.

Comentarios