Este jueves trasladan al pequeño Jacob a Morelos

F-1-Madre de menor internado en el HNMG-IRZA

- Lo atenderán en un hospital de tercer nivel

Fabián Ortiz Trigo/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El pequeño Jacob, de apenas seis meses de edad, quien desde el 26 de enero ha sido atendido de un grave padecimiento intestinal en el hospital de la Madre y El Niño Guerrerense, en esta ciudad capital, este jueves por la mañana será trasladado a un nosocomio de tercer nivel en Cuernavaca, Morelos.

La joven Dulce Ivette Acevedo Guzmán, oriunda de San Luis Acatlán, municipio de la Costa Chica, dijo que le diagnosticaron paro intestinal o sospecha de isquemia intestinal, debido a que nació de manera prematura a las 28 semanas de gestación (es sietemesino).

Ayer (martes), su madre contó a la Agencia de Noticias IRZA, que a principio del año buscó ayuda en los hospitales de El Quemado y el de Ciudad Renacimiento, en Acapulco, para que naciera, pero que inexplicablemente se la negaron, y que lo mismo ocurrió en el de Ometepec, porque carecían de espacio y la atención que requería.

La afligida mujer indicó que ante esto, Jacob (su pequeño “Guerrero”, como lo llama porque durante estos meses se ha aferrado a la vida), nació en una clínica particular de Ometepec, de donde lo tuvieron que trasladar al Hospital de la Madre y El Niño Guerrerense, en esta ciudad capital. Añadió que estaba devastada, porque su pequeño hijo enfrentaba un diagnóstico médico fulminante: sólo le daban unos días de vida.

Pero no fue así. El pequeño “Guerrero” fue mejorando paulatinamente, y la lucha de su madre, la joven Dulce Ivette Acevedo Guzmán, para que lo trasladaran a un hospital de tercer nivel, finalmente rindió frutos.

Este miércoles, con gran satisfacción dijo a IRZA que fue contactada por Graciela Bello, asistente del DIF del estado de Morelos, quien le ofreció todo el apoyo para Jacob, y que acordaron trasladarlo la mañana de este jueves al Hospital de Tercer Nivel del Niño y Adolecente Morelense.

Agradeció al gobierno de Morelos, que encabeza el gobernador Cuauhtémoc Blanco, su disposición para atender a su pequeño Jacob, pero también manifestó que en el hospital de La Madre y El Niño Guerrerense su hijo fue atendido en la medida de sus posibilidades, durante estos seis meses.

“El camino para Jacob aún es largo, él no ha salido de terapia intensiva. Yo estoy consciente de que falta todavía mucho camino por recorrer, pero uno de los primeros pasos importantes es que en ese hospital al que vamos, tiene especialistas a la mano para lo que él requiera y sea ha atendido de la mejor manera, y no sólo Jacob, sino todos los niños que están adentro”, resaltó, proyectando plena confianza en que su “Guerrero” regresará sano y salvo.

Comentarios