Férrea vigilancia policiaca en Ayutla, en la asamblea para elegir al alcalde

F-4-Firma de Pacto de Civilidad, elecciones Ayutla-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
 El gobierno de Guerrero asumirá el control de la seguridad durante la elección por usos y costumbres de Ayutla, que se efectuará el domingo próximo en la Unidad Deportiva de la cabecera de ese municipio de la Costa Chica, con el propósito de evitar hechos de violencia.

La seguridad estará a cargo de la Policía del Estado, mediante un operativo que encabezará personalmente el general Pedro Almazán Cervantes, secretario de Seguridad Pública estatal.

Asimismo, el gobernador Héctor Astudillo Flores solicitará la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR), de la Fiscalía General del Estado (FGE), Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y su similar en Guerrero.

El acuerdo quedó plasmado en un “pacto de civilidad” firmado entre Manuel Vázquez Quintero, representante de las autoridades civiles y agrarias de Ayutla y la alcaldesa de Ayutla, Hortensia Aldaco Quintana, en el que se asienta que en la asamblea general sólo participarán los 280 representantes propietarios y suplentes de comunidades y colonias de este municipio.

Este pacto también fue firmado por el consejero Nazarín Vargas Armenta, presidente del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC)

La reunión fue encabezada este martes en Palacio de Gobierno por el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien firmó el “pacto de civilidad” como testigo de honor, donde convocó a los grupos a evitar actos de violencia.

A este encuentro asistió Rosa María Nava Acuña, comisionada nacional para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de la Secretaría de Gobernación (Segob), así como el secretario general del Gobierno del estado, Florencio Salazar Adame.

El pacto de civilidad
Con base al “pacto de civilidad”, la Policía Comunitaria se “replegará” a sus comunidades y no intervendrá en la seguridad de la asamblea general de representantes el próximo domingo en Ayutla.

El gobernador Astudillo notificará este acuerdo al Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) para que todas las instancias que lo conforman, entre ellas las fuerzas armadas, “permanezcan alertas al desarrollo de la jornada electiva”.

Comentarios