Gobierno estatal no aportará “ningún centavo” al programa de fertilizante, sostiene Astudillo

WhatsApp Image 2019-06-23 at 5.07.16 PM (1)

-Revela que la federación compró sólo la mitad del insumo

-Tampoco los municipios tienen dinero para plan emergente, reitera

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Zumpango, Gro.-
Tras sentenciar que su gobierno no aportará “ningún centavo” para fertilizante, el gobernador Héctor Astudillo Flores reveló este domingo que el gobierno federal ha comprado solamente 110 mil toneladas de insumo químico para este 2019, apenas el 56 por ciento de las 203 mil que históricamente había suministrado el gobierno estatal y los 81 ayuntamientos a los campesinos guerrerenses.

Informó que de esas 110 mil toneladas, los responsables de programa apenas han entregado el 20 por ciento, que equivale a un 12 por ciento del químico total suministrado en 2018, pese a que las lluvias ya se regularizaron en todo el estado.

Por eso anunció que en esta semana sostendrá otra reunión urgente con el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, para saber qué sucederá con la otra mitad de campesinos que no recibirán fertilizante.

Acompañado por su esposa Mercedes Calvo Elizundia, Astudillo inauguró en esta localidad un puente vehicular que se construyó con recursos del Fondo Minero, e inauguró también la ampliación de la red eléctrica y la instalación de luminarias.

En entrevista después de este evento que reunió a funcionarios estatales, diputados locales y vecinos, el Ejecutivo estatal explicó que en 2018 su gobierno y los 81 ayuntamientos compraron 203 mil toneladas de fertilizante, y que para estas fechas ya había concluido la distribución.

Para este 2019, dijo, el gobierno federal licitó la compra de 110 mil toneladas; es decir, el 56 por ciento del total del año pasado. La información que tiene, agregó, es que en este momento se ha distribuido apenas un 20 por ciento del insumo almacenado en bodegas, lo que equivale a un 12 por ciento del total distribuido en 2018. “Los números son contundentes”.

Alertó que para efectos de distribución “ya vamos contra el tiempo” y que cada día de retraso se complicaría aún más, además de que la semilla mejorada incluida en el paquete, tampoco está llegando a los campesinos y, en consecuencia, tampoco “está siendo utilizada”, por lo cual consideró que las autoridades de la Sader “tendrán que dar explicaciones de qué se va a hacer con esa semilla”.

En ese sentido, advirtió otro problema: ¿Qué va a pasar cuando se termine de entregar lo que se compró? Se va a quedar muy corto a lo que normalmente se entregaba. Va a hacer falta mucho (fertilizante). ¿Qué vamos a hacer cuando se entreguen las 110 mil toneladas?, ¿y (con) todos aquellos que no van a recibir (el insumo), qué va a suceder?”.

No hay plan emergente
Consultado sobre la posibilidad de que su gobierno implemente un plan emergente, el gobernador fue contundente: “El gobierno del estado no va a poner ningún centavo, porque nosotros no programamos ningún peso para el fertilizante. Lo reorientamos, igual que los municipios. Todo su gasto lo invirtieron, con base al Ramo 33, para hacer calles, electrificaciones, sistemas de agua (…). Ni los municipios ni el gobierno tenemos dinero”.

Por eso insistió en que el primer paso es que se entreguen las 110 mil toneladas que ya compraron, pues resaltó que la producción de granos en Guerrero, especialmente de maíz, es básicamente de autoconsumo.

“No hay que desvirtuar que con este programa de fertilizante se logran tener un millón 245 mil toneladas de maíz (en 2018) y que nos ubican en el sexto lugar nacional (de producción); somos un estado que produce maíz, pero la mayoría de este porcentaje es para autoconsumo. Es un dato que nadie lo puede refutar”, indicó.

Astudillo Flores también ofreció colaborar en “todas las ayudas que nos pidan”, como le pidieron, dijo, para rescatar al subdelegado del gobierno federal en la región Montaña, Julio Lázaro Bazán, retenido durante cuatro días en Zapotitlán Tablas, región Montaña, por campesinos de Tlatlahuquitepec en demanda de fertilizante, cuyo problema, agregó, no se ha resuelto.

De acuerdo con el gobernador, que el fertilizante permanezca almacenado en bodegas también distrae a la Policía Estatal de sus tareas operativas, pues han tenido que comisionar a un cuantioso número para resguardar esos sitios, porque “tratamos de evitar que exista una acción incorrecta e inadecuada en torno al procedimiento que se fijó por parte de la federación (para la entrega)”.

Comentarios