Hay simulación en programas de apoyo al campo de Guerrero: IDC

F-1-Diputado Isidro Duarte-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
 El campo de Guerrero está “abandonado” por la “simulación” de los gobiernos, el clientelismo político de los programas agrícolas y el desequilibrio de políticas públicas del sector agropecuario.

“Está abandonado porque no hay oportunidad de empleo”, sostuvo el diputado Isidro Duarte Cabrera, presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y Pesquero del Congreso local.

El legislador criticó la falta de proyectos sólidos de largo plazo que ayuden a “detonar” la producción agrícola, pues consideró que las pocas historias de éxito tienen su origen en el “esfuerzo y constancia de los propios productores”.

“Hacen falta recursos, capacitación y, sobre todo, que el producto valga (comercialización); no existe un precio de garantía”, expuso en entrevista, y agregó que la producción agrícola tampoco garantiza el autoconsumo en algunos casos.

El legislador perredista también fustigó la orientación política que el gobierno federal le ha dado a los programas de apoyo al campo, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Dijo que el Programa de Apoyos para la Productores de Maíz y Frijol (PIMAF) sólo ha servido para el “clientelismo político y para la compra de conciencias”, y que se gastan anualmente 500 millones de pesos, aproximadamente, mientras que el campo de Guerrero sigue produciendo la misma cantidad de grano y los campesinos siguen padeciendo rezagos.

Duarte Cabrera aclaró que el programa podría servir si los gobiernos operaran correctamente para evitar duplicidad de beneficiarios, y por eso sugirió que el padrón del fertilizante sirva de base para su distribución.

“Sigo sosteniendo que esos recursos, que son millones de pesos, si hubiese existido un convenio entre el estado y municipios para entregar el paquete completo al productor, le ayudaría más. Existen los padrones oficiales de fertilizante, allí pudiera entrar la federación para no duplicar los apoyos”, añadió.

Próximo gobierno federal debe mejorar esta política
Confió en que el gobierno federal del presidente electo Andrés Manuel López Obrador modifique la política agropecuaria para terminar con esos vicios y para que los apoyos lleguen a los productores.

En tanto, añadió, senadores y diputados federales electos tendrán la tarea de sectorizar el presupuesto de acuerdo a las condiciones del país, así como modificar las reglas de operación de algunos programas.

Consideró que las reglas de operación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y del Ramo 33 se deben modificar, porque es la única opción que tienen los alcaldes para garantizar la entrega gratuita del fertilizante.

“A partir de este 2018 está prohibido que los ayuntamientos tomen recursos del Ramo 33 para sustentar la compra del fertilizante, y si lo hacen estarían incurriendo en un desvío. Esa es una de las tareas de los siguientes legisladores federales”, señaló.

“Espero que en el nuevo presupuesto (2019) se considere mayor aportación al campo. Comparto la opinión de las organizaciones de productores en el sentido de que el presupuesto debe enfocarse al sentir de cada una de las siete regiones de Guerrero”, agregó.

Comentarios