“Cobardes”, llama Sergio Montes al grupo de Morena de César Núñez

Agencia IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Sergio Montes Carillo, representante de Morena ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), tildó de “cobardes” a sus correligionarios que simpatizan con César Núñez Ramos, enlace nacional del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en Gurrero.

Su airada declaración se debe a que la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Morena le suspendió sus derechos políticos, con lo cual queda automáticamente inhabilitado para aspirar a la dirigencia del partido en Guerrero, por los presuntos actos de discriminación y difamación en agravio del diputado federal, Rubén Cayetano García, también de Morena.

"Esa fue una chicanada jurídica", se quejó Montes Carrillo este miércoles en entrevista, minutos antes de ingresar a la sede del Congreso local donde el gobernador Héctor Astudillo Flores emitió un mensaje con motivo de su tercer informe de labores.

Dijo que la sanción se trata de una maniobra implementada por integrantes del grupo político de César Núñez Ramos para dejarlo fuera de la contienda por la dirigencia estatal del partido.

"Esta es una pelea por la dirigencia estatal (...), es un complot de César Núñez (...). Quisiera ver al fuego amigo peleando con el PRI, con el PAN y con el PRD, como pelean internamente. Son unos cobardes", acusó.

Confirmó que por esa razón promovió un recurso electoral ciudadano ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para contravenir el fallo del órgano interno de Morena.

Incluso afirmó que está dispuesto a llegar hasta la Sala Superior del órgano jurisdiccional, en donde -confió- le darán la razón que le permitiría después inscribirse para contender por la dirigencia de Morena en esta entidad.

Arturo Martínez causa daño procesal
Ya entonado, Sergio Montes pidió a César Núñez que se “preocupe más” por el “frade procesal, falsedad ante la autoridad y simulación de hechos y pruebas que está causando su sobrino, el diputado local Arturo Martínez Núñez.

Esto, por la disputa de un predio en la zona diamante de Acapulco con un valor superior a los 12 millones de pesos, caso en el que se le acusa de cometer un fraude.

El representante de Morena ante el IEPC subrayó que las acusaciones contra Martínez Núñez son graves y serias, por lo que podrían afectar severamente al partido.

"A mí no me acusan de corrupto, no me acusan de fraude procesal, no me acusan de deshonesto, no me acusan de tráfico de influencias, no me acusan de vendido, no me acusan de traidor, no me acusan de nada de eso”, aseveró.

Y añadió: “me acusan de bullying. Pero César Núñez fue quien propuso a su sobrino (el diputado local Arturo Martínez Núñez), y tiene que dar respuesta a las acusaciones. Eso sí le debería de preocupar porque esto no termina, es un problema fuerte. Morena tiene que dar el ejemplo de no proteger a nadie, a él sí lo deberían de querer fuera del partido".

Comentarios