Ejecutaron al hombre que asesinó a su esposa y a dos de sus hijas

Logo IRZA

Tlachapa, Gro.- Un individuo que al parecer estaba bajo los efectos del alcohol, pero que además estaba mal de sus facultades mentales (probable esquizofrenia) y que mató a su esposa y a sus dos hijas en la comunidad de Otlatepec, municipio de Tlachapa, fue ejecutado a balazos por un grupo de hombres armados.

Al lado del cuerpo (del feminicida e infanticida) que fue encontrado afuera del corral de toros de esa comunidad de Tlalchapa, los ejecutores colocaron una cartulina cuyo contenido no fue dado a conocer por la policía.

Se trata de Abisai Reynoso, quien mató a machetazos a su esposa Lady Reyes y a sus dos hijas, Claudia "N" e Isaí "N".

Según versiones de lugareños, el sábado pasado por la mañana llegaron a Otlatepec tres elementos de Protección Civil Municipal porque les habían reportado que se había registrado un incendio.

Los rescatistas fueron a la vivienda y se encontraron que en la puerta se encontraba Abisaí portando en una mano un machete y en la otra cargando a una niña.

Lo que hizo Abisai fue meterse a su casa y los de Protección Civil entraron luego de derribar con la ambulancia la puerta.

La gente del pueblo fue en auxilio de los empleados del Ayuntamiento de Tlalchapa y lograron someter al homicida, amarrándolo con una reata.

En el interior de la casa había una niña de seis años y su mamá sin vida con heridas a golpe de machete y semiquemada.

El cuerpo de doña Ladys Reyes presentaba huellas de que le prendieron fuego, después de ser atacada con el arma punzo cortante.

Otra niña de 10 años de edad fue encontrada herida también con un machete y personal del Ayuntamiento la trasladó en una ambulancia al Hospital General de Coyuca de Catalán, en donde falleció cuando era atendida.

Pero mientras funcionarios del Ayuntamiento y familiares llevaban a la niña al hospital para que le fuera salvada la vida, al pueblo de Otlatepec llegó un grupo de hombres armados y se llevaron al presunto homicida.

La mañana de este domingo, en las afueras de Otlatepec, fue hallado el cuerpo de Abisaí, ultimado a balazos.

Versiones de vecinos indican que los individuos que levantaron al presunto homicida pertenecen a un cártel del narcotráfico que opera en aquella región de la Tierra Caliente y que también actúa como brazo ejecutor contra personas que violan códigos de conducta que este mismo grupo delictivo les impone a los habitantes.

Los ejecutores, de La Familia Michoacana
Versiones de personas de ese pueblo señalan que hace tiempo Abisai Reynoso fue internado en una clínica de la Ciudad de México para atenderse de una enfermedad mental, posible esquizofrenia.

Tiempo después lo dieron de alta y regresó a su comunidad, en donde llevaba una vida normal y bajo un tratamiento médico, aunque se sabía que últimamente consumía alcohol y drogas.

Abisai era un migrante que hace ocho años fue deportado de Estados Unidos.

"Era un campesino que se portaba bien, pero ya empezaba a beber y a consumir drogas", señaló una persona de Tlalchapa.

Este sábado, el gobierno del estado informó que por versiones del comisario del pueblo, varios policías municipales detuvieron al presunto homicida, se lo llevaron a la cárcel de la corporación en Tlachapa y luego lo soltaron.

Elementos de la Policía Estatal y del Ministerio Público del Fuero Común de Coyuca de Catalán llegaron a Otlatepec después de las 11 de la mañana de este sábado y ya no encontraron al presunto homicida.

El gobierno estatal difundió que Abisai se había fugado, pero en realidad fue levantado por un grupo armado, probablemente de la “Familia Michoacana”, que lo ejecutó.

Comentarios