Las clases no se han interrumpido en la Sierra, según De la Vega

F-1-De la Vega, clases en la Sierra-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Zumpango, Gro.-
El servicio educativo no se ha interrumpido en la Sierra de Guerrero de manera definitiva, pese a la violencia registrada en la zona de Filo de Caballos desde la semana pasada.

No obstante, por lo menos 430 escuelas del nivel básico se mantienen resguardadas por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y elementos de la Policía del Estado.

Además, este lunes el secretario de Educación, José Luis González de la Vega, confirmó el diseño de una estrategia especial para trasladar a los profesores de Filo de Caballos a Tlacotepec, cabecera municipal de Heliodoro Castillo.

“Es la única zona de conflicto por inseguridad. Incluso más arriba de Tlacotepec no hay ningún problema, como hacia San Miguel Totolapan (Tierra Caliente)”, comentó en entrevista.

Dijo que la planeación de esta estrategia lleva semana y media en coordinación con el encargado de la Secretaría de Seguridad Pública, Rafael Horacio Perfecto Beltrán Noverola, y el director de Transportes, Miguel Ángel Piña Garibay.

A esta medida también se sumarían los alcaldes entrante y saliente de Heliodoro Castillo, así como diputados locales, refirió González de la Vega, y confió en que quede listo a la brevedad y se implemente en los próximos días.

Cabe mencionar que en las últimas semanas las actividades educativas en las zonas serranas de los municipios de Heliodoro Castillo, Leonardo Bravo y Eduardo Neri han sido irregulares por hechos de violencia.

Por razones de seguridad, el secretario no detalló en qué consiste esta estrategia pero esbozó que los docentes pidieron el apoyo de automóviles para su traslado y el acompañamiento con policías en patrullas de la Policía Estatal.

En ese contexto aclaró que el servicio docente en las escuelas ubicadas entre el municipio de Eduardo Neri (Zumpango) y Filo de Caballos ha sido regular porque los profesores están organizados para no dejar de impartir sus clases.

“Hemos encontrado en los supervisores y maestros una absoluta disposición. No han solicitado un solo cambio. Hacerles un enorme reconocimiento de que solo quieren que les ayuden para subir a dar clases”, aseguró.

Recordó que desde el inicio del ciclo, por lo menos 200 escuelas públicas de nivel básico ubicadas en Acapulco, Chilapa y San Miguel Totolapan cuentan con resguardo militar.

Consideró que es mínimo el porcentaje de escuelas que tienen algún problema, tomando en cuenta que el universo es de 12 mil 300 en todo el estado.

Comentarios