Necesaria la atención especializada a niños víctimas de la violencia: psicóloga

Agencia IRZA

Chilpancingo, Gro.- Las autoridades de Guerrero deben atender de manera especializada a los niños y sus familias que son víctimas colaterales de la violencia, pues crecerán con traumas que van a modificar severamente sus patrones de conducta, afirmó la psicóloga María Angenis Ruiz, dedicada a la investigación y atención de esos casos en el vecino estado de Morelos.

El pasado viernes, una veintena de niños que han sufrido el asesinato, desaparición o secuestro de alguno de sus padres, concluyeron un curso de verano en el Centro de Defensa de Derechos Humanos de las Víctimas de la Violencia “Minerva Bello”, de esta capital. 

Ahí recibieron atención de la psicóloga María Angenis, quien vino a invitación expresa del Colectivo de Familiares de Desaparecidos en Chilpancingo para atender a una veintena de niños, aunque esa organización tiene un registro de cuando menos 80 menores en la capital que necesitan atención especializada.
Explicó que en Morelos ha trabajado en el área de Criminología, donde cuenta con varias investigaciones y ha trabajado con adultos.

"Estas dos semanas son mis primeras experiencias con niños. Lo que vemos con los menores es que sufren mucha carencia de afecto por lo mismo de que sus padres están preocupados por encontrar a la víctima de desaparición o secuestro", explicó.

Señaló que esa angustia de buscar a sus familiares distrae la atención que deberían tener los menores, lo que provoca “problemas conductuales” en los ámbitos familiar, escolar y social en general.

Subrayó que el curso busca reforzar las conductas familiares y a los padres se les brinda una estrategia para trabajar y atender esa parte de las conductas de sus hijos.

La psicóloga sostuvo que los problemas provocados por la incesante violencia deben atenderse a través de especialistas y de manera conjunta con las familias. "Los padres pueden detectar qué conductas reforzar y qué conductas modificar. Ya tienen una estrategia que les explicamos y ahora van a trabajar desde sus casas", abundó.

Informó que el proyecto de atención a esos menores es darles seguimiento en los próximos meses a través de esta iniciativa de los colectivos que no cuenta con el respaldo de las autoridades estatales.

Manifestó que la violencia en Guerrero y Morelos es cotidiana y ha impactado severamente en las familias. "Estos dos estados acumulan miles de casos de violencia, de asesinatos; es algo verdaderamente grave, se necesita dar atención a los niños que serán el futuro del país". 

Finalizó diciendo que las autoridades se deben de preocupar por establecer programas de atención especial en materia de salud, educación e inclusión social a miles de familias que han padecido de manera directa o indirecta la violencia criminal.

Comentarios