Presentan en el Senado iniciativa para legalizar cultivo de amapola

Agencia IRZA

Chilpancingo, Gro.- El senador priista Manuel Añorve Baños presentó este martes en la sesión del Senado una iniciativa de ley para legalizar el cultivo de la amapola para uso medicinal y terapéutico.

En tribuna sostuvo que de acuerdo a un monitoreo de la ONU, la siembra de amapola en el país se concentra en los estados de Sinaloa, Chihuahua, Durango, Guerrero, Nayarit, Jalisco, Michoacán y Oaxaca.

En México, dijo, se estima que hay más de 28 mil hectáreas de tierra cultivable dedicadas a la amapola, lo que significa que nuestro país tiene la tercera área geográfica más grande del mundo para el cultivo ilícito de opio, después de Afganistán y Myanmar.

Dijo que en países como Turquía, Australia, España, Francia, Gran Bretaña, India y Hungría se cultiva legalmente la amapola, incluso para el comercio internacional.

Subrayó que en México “se ha privilegiado el prohibicionismo como principal política antidrogas, provocando un mercado negro de producción y distribución de estas sustancias”.

En ese sentido, refirió unas 120 mil personas siembran y cosechan amapola, y “se estima que en Guerrero también se produce al menos 50 por ciento de la amapola en México”.

Añorve explicó que de acuerdo con datos de la Consultora Británica REES Evaluation 2015, de cada hectárea sembrada de amapola se producen 8 kilos de goma de opio, y que “esta goma es lo que buscan todos los que la siembran, puesto que de ahí proviene la heroína, pero también se puede utilizar para producir medicamentos como la morfina, la oxicodona, el fentanilo y la buprenorfina, sustancias que resultan más eficientes que los analgésicos comunes como el paracetamol o los fármacos antiinflamatorios no esteroideos para el tratamiento del dolor moderado e intenso”.

Añadió que por “lo lucrativo que resulta el negocio de la heroína se ha desatado una guerra para controlar los campos de siembra de amapola, volviendo inaccesibles valles montañosos donde se extiende la pobreza y convirtiendo a los campesinos prácticamente en esclavos, porque se ven obligados a sembrar ilícitamente esta planta”.

Aseveró que existe la “oportunidad de darle vuelta a esta situación, (porque) hoy podemos convertir una situación penosa para muchos campesinos en una oportunidad de desarrollo económico para esas comunidades, podemos establecer una vía legal para producir la goma de opio que se extrae de la amapola ofreciendo a los agricultores seguridad para ellos y sus familias, así como ingresos más estables y cien por ciento lícitos”.

Destacó que el gobernador Héctor Astudillo “fue el primer mandatario del país en manifestarse a favor de la legalización del cultivo de amapola y el gobierno entrante también ha expresado su interés en discutir la posibilidad de legalizar el cultivo”.

Por ello, consideró que el Senado “no puede quedar impasible ante este legítimo reclamo del gobierno de Guerrero y de los campesinos guerrerenses, y de miles de mexicanos que piensan en este mismo sentido; por el contrario, debemos solidarizarnos y buscar los consensos necesarios para aprobar un cambio legislativo en la materia”.

Agregó que no se puede “seguir esperando resultados distintos si no aplicamos soluciones diferentes; por eso, con esta iniciativa se busca impulsar el desarrollo de medicamentos derivados de la amapola para cubrir la demanda nacional de estos paliativos y, al mismo tiempo, proteger a los campesinos y productores agrícolas que actualmente tienen en el cultivo de la amapola su sustento y el de sus familias”.

Comentarios