Se deslinda Héctor Astudillo de conflictos por la pésima distribución de fertilizante

F-1-HAF

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.- 
El gobernador Héctor Astudillo Flores no permitirá que se le responsabilice de los “errores y omisiones” de funcionarios federales en la operación del programa de fertilizante, y estableció que el atraso en la distribución del insumo químico “sigue atorado entre las listas (de beneficiados) y los vales”.

“No permitiremos que se nos responsabilice por las omisiones que se están cometiendo”, escribió este domingo en su cuenta oficial de Facebook, después de encabezar en Acapulco una conferencia de prensa en la que fijó postura respecto a este caso.

De esta manera dio puntual respuesta al diputado Luis Enrique Ríos Saucedo, de Morena, quien el sábado 15 lo acusó de “sabotear permanentemente” los programas del gobierno federal, particularmente en el caso del fertilizante.

Dijo que el Ejecutivo guerrerense, a través del PRI y del PRD y de organizaciones adherentes a esos dos partidos, “mantienen una clara conducta de sabotaje permanente a la aplicación de los programas sociales”.

El legislador suplente de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, “superdelegado” del gobierno federal en Guerrero, le exigió al gobernador “la inmediata liberación” de Julio Lázaro Bazán, subdelegado del gobierno federal en la región Montaña, quien desde el jueves se encuentra “retenido” por campesinos de Tlatlauquitepec y Atlixtac para exigir que se agilice la distribución del insumo químico.

Y al respecto, el gobernador le respondió y recordó que su gobierno ha apoyado con recursos técnicos, humanos, materiales y económicos para “facilitar” la entrega del insumo agrícola, y llamó a todos los actores políticos y líderes de organizaciones sociales a no “desvirtuar la noble determinación” del presidente Andrés Manuel López Obrador, de apoyar el programa de fertilizante que tiene más de 24 años operando en  Guerrero.

También destacó que su gobierno entregó el fertilizante de manera gratuita durante los últimos tres años, sin ningún problema y contratiempo, en coordinación con los 81 ayuntamientos, pero que en este 2019, cuya operación está a cargo del gobierno federal, “presenta un retraso que ya genera problemas en las regiones”.

Este mismo domingo en Acapulco, Astudillo dijo que es el más interesado en que estos problemas no ocurran, porque Guerrero de por sí tiene muchos problemas “como para alentar un problema que, nos parece, nadie en su sano juicio quiere que se haya convertido en una crisis como en la que estamos” y agregó que el fertilizante “no tiene partido político”.

Y a las “voces que tratan de responsabilizar al gobernador”, las convocó a que colaboren para que este problema ya no siga creciendo, dijo, y también aclaró que el responsable del programa, Jorge Gage, aseguró hace 15 días -en la conferencia “mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador- que en el municipio de Zapotitlán Tablas iba a iniciar la distribución, y “hasta este momento no hay un solo bulto entregado”, soltó.

Respecto a la “retención” de Lázaro Bazán, el gobernador informó que el sábado envió una comisión de funcionarios liderados por su secretario de Desarrollo Rural, Juan José Castro Justo, para dialogar con los pobladores.

De acuerdo con Castro Justo, el conflicto con los campesinos de Tlatlauquitepec lo generó el “superdelegado” Pablo Sandoval, porque llevó 500 vales -uno por hectárea-, de un total de 3 mil productores,  pese a que el alcalde citó a comisarios y a los delegados municipales “y éstos llevaron gente para recibir el fertilizante, y ahí se descompuso y se descontroló el asunto”.

“Ellos (los campesinos) resumen que el problema es que no tienen certidumbre de la entrega de fertilizante, no se conoce,  por una parte, el estado de productores que se van a beneficiar, o sea el padrón, y tampoco tienen los vales que van a ser canjeados por el fertilizante y que hay un volumen menor de fertilizante en el lugar”, reveló.

Castro agregó que la principal encomienda del gobernador Astudillo era la liberación del funcionario federal, sin embargo, contó que los campesinos le informaron que Lázaro Bazán “está en buenas condiciones (de Salud)”, pero que no lo van a soltar “hasta que esté la totalidad del fertilizante que van a requerir para el pueblo”.

Dijo que en el lugar hay 600 toneladas de insumo y que entre la noche del sábado y madrugada de este domingo llegaron 17 tráileres y camiones con más producto, por lo que con Jorge Gage, responsable del programa, agilizar la entrega en esa zona para lograr la liberación de Bazán.

Y sobre el señalamiento del diputado Ríos Saucedo, de Morena, el secretario agregó: “No veo ningún conflicto entre partidos; es un movimiento de los pueblos con sus representantes. No veo presencia de ninguna organización; es una demanda como lo han hecho en mucho tiempo”.

Y añadió que “los productores en Guerrero entienden que el programa de fertilizante es una conquista por los años en que lo han tenido y les resulta muy inquietante y que tengan la duda de que se les va a entregar o no, o no se entrega a tiempo para la producción del maíz”. Y asimismo explicó que la toma de carretas y retención de funcionarios como medida de protesta por pobladores de Guerrero no es una práctica reciente.

Comentarios