Se exhorta al gobierno de AMLO para que reanude apoyos a refugios para mujeres

F-1-Sesión Congreso del estado-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Con la abstención de cinco diputados de Morena, el pleno del Congreso aprobó un exhorto dirigido al gobierno federal para que “reanude de inmediato la aportación de los recursos federales a los refugios para mujeres víctimas de violencia extrema”.

El punto de acuerdo de urgente y obvia resolución fue presentado por la diputada Perla Edith Martínez Ríos, del PRD, el cual fue votado a favor por mayoría de votos durante la sesión legislativa de este martes.

Pero las diputadas Blanca Selene Armenta Piza, Yoloczin Domínguez Serna y Erika Valencia Cardona, así como Luis Enrique Ríos Saucedo y Ossiel Pacheco Salas, todos de Morena, se abstuvieron de votar a favor de la propuesta.

El exhorto fue dirigido a las secretarias de Gobernación y del Bienestar, Olga María Sánchez Cordero Dávila y María Luisa Albores González, respectivamente, para que “se mantenga y se reanude de inmediato la aportación de los recursos federales a los Refugios para Mujeres Víctimas de Violencia Extrema” y promuevan “la búsqueda del consenso para el establecimiento de las nuevas disposiciones con las que se optimice su funcionamiento”.

Pero también para que el gobierno federal cancele la entrega individualizada de apoyos financieros a las mujeres víctimas de violencia, porque además pone en riesgo su anonimato y con ello su seguridad.

“El reparto de dinero es abandono, dejaría a las mujeres en la indefensión y, al gobierno, con la carga de la responsabilidad de lo que les pueda pasar”, sostiene la argumentación.

La diputada perredista insistió en que la entrega de dinero aleja al gobierno del pueblo y se convierte en otra forma de eludir responsabilidades sociales. “No es viable la entrega de los apoyos directamente a las mujeres violentadas”; insistió la legisladora.

Martínez Ríos explicó que a esos refugios acuden mujeres golpeadas, heridas, dañadas emocionalmente, angustiadas, amenazadas y hasta en situación de persecución, en la mayoría de las veces huyendo de algún familiar, esposo o pareja.

Indicó que, de los 83 centros registrados en el País, el 90 por ciento depende de los recursos del gobierno federal, y de los cuales, uno está en Guerrero. “Unimos nuestra voz para proponer que no se cancelen los avances en el respeto a los derechos de las mujeres y que no se deje sin protección a las víctimas de la violencia”.

Agregó que también los Centros de Atención a Víctimas de Violencia Familiar (CAIV), Centros de atención externa, públicos, adscritos a la Secretaría de la Mujer (SEMUJER). Estos centros están ubicados en Chilpancingo y Acapulco.

Comentarios