Un Rapidín con angel irra carceda -La impunidad, tan campante

En los ayuntamientos sus titulares (alcaldes) continúan quejándose de que sus antecesores no dejaron chelines para pagar aguinaldos y otras prestaciones de fin año a sus trabajadores.

El secretario de Finanzas y Administración del estado, Tulio Samuel Pérez Calvo, acaba de informar que al menos unos ocho alcaldes ya plantearon la necesidad de que los ayuden para saldar esos compromisos.

El funcionario estatal explicó que el gobernador Héctor Astudillo Flores está en plena disposición de acudir en su apoyo, pero aclaró que los planteamientos de esos alcaldes fueron verbales, y que faltaría que lo hagan formalmente y por escrito, aportando el sustento correspondiente, para que les autoricen recursos.

Asimismo precisó que los recursos para que ayuntamientos cubran prestaciones de fin de año, no serán ni extraordinarios ni préstamos, sino de las partidas a las que los propios ayuntamientos tienen derecho, pues la federación las radica a la Sefina para que las distribuya a los municipios.

El tema no es cosa menor. No se trata sólo de que los ayuntamientos en donde los ex alcaldes no dejaron centavos para prestaciones de fin de año, reciban el apoyo para salir de ese atolladero.

No. No, señor. Que alguien me explique qué pasa con la irresponsabilidad e incluso abusos de los ex alcaldes que no dejaron los recursos públicos para cubrir esos pagos.

Estaban obligados a hacerlo, y les valió un cacahuate. Y los alcaldes actuales se la pasan quejándose, pero ya no informan nada respecto a qué se hace para que aquellos reciban su merecido.

Y menos lo hacen instancias como la Auditoría Superior y la Fiscalía General del Estado, en las que -se supone- están en curso procedimientos y denuncias en contra de ex alcaldes que se pasaron de hojaldras.

Ese es el punto. No castigar el mal manejo de recursos públicos. Ese es el factor por el que continúa la impunidad, sin castigo. (angelirracar@hotmail.com)