Urge modificar el PEF 2020; a nadie le conviene una crisis financiera en el país

F-2-HAF-Tlalixtaquilla

- Los estados quedarían en la indefensión, indica

- Gobernadores comparten esa preocupación, dice

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Tlalixtaquilla, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores demandó que el proyecto de presupuesto de egresos que presentó el gobierno federal para el próximo año “se equilibre”, porque, de lo contrario, advirtió, “sería, históricamente, sumamente débil y muy castigado para los guerrerenses”.

“Sería el presupuesto de los últimos tiempos más castigados para Guerrero”, recalcó, y señaló que dejaría al estado en indefensión financiera para resolver una gran cantidad de necesidades y peticiones que normalmente tienen los estados pobres como Guerrero.

Durante una gira de trabajo que realizó por tres municipios de esta región de la Montaña, el Ejecutivo estatal anunció que promoverá acercamientos con diputados federales y senadores para hacer un análisis “muy claro, muy serio, muy responsable”, de manera conjunta, que se traduzca en una modificación para equilibrar el gasto público.

Si la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión no hace esa modificación, alertó, “los estados quedaríamos en un estado verdaderamente crítico con la disminución de recursos que se conoce y los recursos que notablemente están disminuidos en el proyecto de presupuesto de egresos 2020”.

En entrevista, explicó que el proyecto presupuestal del gobierno federal para el 2020 disminuye aún más los montos de inversión en los rubros de agua potable y drenaje, el campo, turismo, cultura e inversión pública, particularmente en infraestructura carretera, para las entidades federativas, en comparación con lo que están ejerciendo en este año.

“Insisto, muy preocupado por los temas del campo; (en) turismo no hay ninguna inversión; en el caso del tema de agua potable es muy drástico. Solamente les doy un dato: en el 2016 tuvimos alrededor de mil 600 millones de pesos en inversión para agua potable y alcantarillado, y con este presupuesto 2020 creo que andamos como en 220 millones”.

Recordó que en este 2019 desaparecieron “todos los programas” federales de apoyo al campo, y que “lo poco que quedó (en este año) va a disminuir (para el próximo): “¿Qué pueden esperar los cafeticultores,  los mangueros? ¿Qué pueden esperar los que siembran maíz, los que siembran arroz, los que siembran frijol?  Yo creo que no se puede descuidar el campo, el campo es y debe seguir siendo prioridad para cualquier gobierno”.

Por eso consideró “altamente necesario” buscar “una ruta diferente” a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues comentó que el resto de gobernadores comparten esa preocupación, principalmente los del PRI, quienes “habremos de tocar la puerta nuevamente para decir nuestras opiniones”.

Pone en riesgo hasta la gobernabilidad
En Alcozauca, donde inició su gira de trabajo, también en entrevista, el gobernador Astudillo alertó que el proyecto presupuestal para el 2020 pone en riesgo hasta la gobernabilidad del país y del estado, porque contiene “puntos muy preocupantes”.

“¿Guerrero va a poder transitar así, normalmente? Yo creo que no. Yo creo que lo que estamos viendo en la comunicación con los gobernadores es un enorme preocupación”, refirió el mandatario estatal.

Por eso insistió en que la propuesta, de acuerdo con varios gobernadores, “tiene que ser sujeto a una variación, porque lo que tiene muy sólido es la entrega de los apoyos de bienestar (programas sociales del gobierno federal)”.

En ese sentido dijo que hay dos rutas: modificar el PEF 2020 o “esperar a que las crisis vayan reventando en los estados”. Al respecto, estableció: “creo que a nadie le conviene que las crisis financieras y económicas revienten en todo el estado, al final de cuentas el presidente de la República es el responsable de la gobernabilidad de este país”.

“Hay que hablar, hay que tocar la puerta y bueno pues yo creo que un estado como Guerrero es bien fácil de que empiecen los problemas, el problema es cómo terminarlos o cómo pararlos”, alertó.

Con base a la gira de trabajo que realizó este jueves por esta región de la Montaña, el gobernador reiteró que la gente le pide principalmente inversión carretera, obras de agua y drenaje, y que con el presupuesto que se plantea para el próximo año su gobierno no tendría capacidad financiera para atenderlas.

Debido a eso no descartó que todos los gobernadores busquen en breve un acercamiento con el presidente López Obrador, para que, a su vez, los diputados federales de Morena, que son mayoría en la Cámara de Diputados, “puedan hacer las reflexiones y, consecuentemente, las modificaciones al presupuesto”.

Comentarios