La Columna de angel irra carceda -Elecciones competidas -Acapulco y Chilpancingo -Mejía Berdeja, sinverguenza

Seguramente Acapulco y Chilpancingo acapararán la atención den la jornada electoral del primer domingo de julio venidero.

Ahí se centrará la expectativa, respecto a que si el PRD dejará de ser gobierno en Acapulco y el PRI en Chilpancingo.

En mi municipio porteño, se multiplican las voces en el sentido de que el PRD, coaligado con el PAN y MC, no trae las suficientes canicas para retener la Alcaldía.

Primero, porque se enredaron en el proceso interno para definir al candidato. Y, al final de cuentas, a los perredistas, le clavaron un externo desde las entrañas del PAN.

Segundo, porque realmente Movimiento Ciudadano no tiene mucho que aportar al tal Jacko Badillo –el candidato a la Alcaldía-.Y, además, porque a la hora de la hora operarán para otro lado, no por la coalición.

Y qué me pueden decir del PAN, donde se han repartido las candidaturas entre familiares y que no cuenta con tanta fuerza en Acapulco.

Ah, y a eso hay que sumarle la desbandada de perredistas hacia Morena y, por si faltara más, un considerable número de perredistas que seguirán a David Jiménez Rumbo que ya alzó la mano a los priistas.

Muchos paisanos, de distintos colores e ideologías, consideran que muchos opinan que va a tercios esa elección, pero que no será así. Que la verdadera contienda será entre el PRI y Morena.

Sostienen que el PRD se auto mutiló en ese proceso interno para la definición del candidato, porque más valieron los intere$e$ de grupos que, si bien salieron satisfechos con esto, en otras elecciones perderán precisamente por su desmedida ambición.

En este contexto, los más me aseguran que el PRI recuperará la Alcaldía y que el número de votos que logre se reflejará positivamente en otras elecciones, como de diputados locales, federales y para el Senado. Así la pintan.

Y qué me dicen de Chilpancingo. Se advierte una contienda por demás competida entre la candidata del PRI, Beatriz Vélez Núñez (primero las mujeres), y el perredista Antonio Gaspar Beltrán.

En esta elección se advierte igual el voto fraccionado. Pero ambos personajes llegarán a la final.

Beatriz Vélez ganó antes la diputación federal realmente sin problemas. Cuenta con buen potencial electoral y una estructura partidista que “Toño” Gaspar no tiene en el PRD.

Es una mujer entrona que se ganó un liderazgo sindical en el sector Salud a pulso, en Guerrero, pero que además en ese ámbito goza de representación a nivel nacional.

Ha bajado partidas presupuestales millonarias para obras de beneficio colectivo en Chilpancingo.

No es culpa suya que otros, como el alcalde con licencia, Marco Antonio Leyva Mena, hayan utilizado o no utilizado esos recursos de manera adecuada.

“Toño” Gaspar es buen candidato. Perdió la elección pasada precisamente ante Marco Antonio Leyva. Y son muchos los vecinos de la ciudad capital que opinan que mejor él hubiera sido el alcalde.

Pero olvídense del “hubiera”. Perdió. Y quizá con ello también Chilpancingo.

Hoy que regresa al ring electoral, no son pocos los que le pronostican el triunfo, puesto que además no dejó de trabajar en comunidades y colonias. Desarrolló un trabajo permanente, preparándose para lo que viene.

Y, como cite al principio, Acapulco y Chilpancingo levantan expectativas. Vayan preparando sus apuestas.

A OTRA COSA.-Este martes me percaté de la invitación de Ricardo Mejía Berdeja a su arranque de campaña por la diputación federal por el distrito 04 de Acapulco.

Este tipo originario del estado de Coahuila que nos llegó a Guerrero como diputado local por el Movimiento Ciudadano, carece de moral, no conoce la ética.

¿Saben que se ha negado a solicitar licencia para separarse de su curul en el Congreso local, porque va a contender por esa diputación federal?

Es un completo inmoral. Un gandalla. Un sujeto que ha estado acostumbrado a vivir de los recursos públicos por la vía más fácil, la plurinominal.

Ahora va a campaña por esa diputación federal. Y como sabe que la perderá, se aferra a la “dieta” legislativa local. Le vale madre a hacer honor a las aspiraciones legítimas de su suplente. Sólo piensa en sus intereses.

Y así ambicionaba éste desdichado, ser candidato a alcalde de Acapulco por Movimiento Ciudadano.

Pero, lo peor, lo más condenable, es que el dueño de esa franquicia (MC), Luis Walton, le solapa esa afrenta.

Espero que en mi colonia, La Progreso, en Acapulco, le hagan vacío en su inicio de campaña. Se merece eso, y más. (angelirracar@hotmail.com)