La Columna de angel irra carceda -Nuevo revés a Marco A. Leyva Mena -Su defensa anuncia que se inconformarán -Y su abogado manipula el fallo del TEPJE

Este jueves el alcalde con licencia de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, volvió a sufrir su enésimo revés.

En la sesión del Congreso local de este jueves, se acató la resolución de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Mandataba que la Legislatura local diera ya una respuesta a la solicitud de Marco Antonio Leyva para que lo reinstalaran en el cargo y funciones de presidente municipal de Chilpancingo.

Y así fue. El Congreso le dio respuesta, pero no en el sentido en el que esperaba.

Por mayoría de votos aprobaron el dictamen de la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación, en el sentido de que es “improcedente” la petición de Leyva Mena para dejar sin efecto la licencia que le autorizaron en octubre del año pasado.

Y explicaron que la licencia que pidió Leyva Mena para separarse del cargo se circunscribe a una “manifestación unilateral, libre y espontánea”, donde “expresó su deseo de separarse del cargo público que ostentó, por el resto del periodo”.

Tan, tan.

Y esta resolución se notificará de inmediato al Ayuntamiento de Chilpancingo, a la Auditoría Superior del Estado (ASE), a la Fiscalía General del Estado (FGE), la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y al propio Marco Antonio Leyva Mena, se informó en la sesión.

Ahora, bien. Leyva Mena tiene el derecho de acudir a otras instancias a inconformarse.

De hecho ya lo anunció su abogado defensor, Julio Hernández Barros, quien hasta se aventuró a decir que se iniciaría un “iniciar proceso judicial” contra los legisladores que votaron a favor el dictamen.

Y, por si fuera poco, que “será la primera vez que destituyan un Congreso completamente”.

¡Sopas, perico!

Pero incurrió en mentiras para confundir a la opinión pública. Por ejemplo, dijo que “el problema (jurídico) ahora no es entre Marco y el Congreso, porque Marco Leyva ya ganó con la sentencia del Trife, que dice que el Congreso debe reinstalarlo”.

Sí, este abogado MIENTE (así, con mayúsculas), porque la Sala Regional del (TEPJF) jamás resolvió que el Congreso reinstalara a Leyva Mena, sino que únicamente resolviera respecto a la solicitud de reincorporación al cargo.

Dicta esa resolución -con nítida precisión- que corresponde a la Legislatura local hacer las ponderaciones correspondientes para determinar lo conducente sobre la solicitud de reincorporación. Así de clarito.

Insistimos: Leyva Mena tiene el derecho de acudir a otra instancia a inconformarse con el dictamen del Congreso, pero -¡por favor!- que no intenten confundir a la opinión pública con “el petate del muerto”. Con viles mentiras, pues.

Y consultado sobre el caso, el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Héctor Vicario Castrejón, negó que hayan incurrido en omisión ante la solicitud de Leyva Mena.

Aclaró que el Congreso se rige por su Ley Orgánica, la cual establece los procedimientos y tiempos que deben seguir los trámites legislativos para dictaminar en consecuencia. (angelirracar@hotmail.com)