La Costa Grande está en la normalidad: Héctor Astudillo

HOY MÁS QUE NUNCA MÉXICO REQUIERE DE UNIDAD PARA MANTENER EL ESTADO DE DERECHO ASTUDILLO FLORES (6)

- Luego de los disturbios del pasado fin de semana

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que la región Costa Grande regresó a la normalidad tras los disturbios del pasado fin de semana y respecto al cese de la destrucción de enervantes en la sierra, como exigen pobladores de esa zona, su respuesta fue tajante: “no hay negociación”.

“Estamos en una ruta, en este momento, de normalidad”, señaló sobre el bloqueo que realizaron ciudadanos en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura de San Jeronimito, municipio de Petatlán.

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, integrantes del grupo criminal “Guardia Guerrerense” atravesaron e incendiaron tres autobuses sobre esa vía para exigir la salida de las fuerzas armadas de esa zona.

Este acto, reconoció Portillo, fue muy similar al utilizado por integrantes del Cartel de Sinaloa para exigir la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo”, Guzmán, quien previamente fue detenido por efectivos militares.

Abordado este miércoles en el auditorio José Joaquín de Herrera, donde tomó protesta a los integrantes del Colegio Guerrerense de Profesionistas del Derecho "Vicente Guerrero Saldaña" A.C., Astudillo insistió en la “normalidad” de la zona.

Informó que la tarde del martes encabezó en Zihuatanejo una reunión con integrantes de la Mesa para la Construcción de la Paz, en la que se acordó revisar el estatus jurídico (el grado de responsabilidad) de las personas que fueron detenidas durante los disturbios citados.

Sobre el incendio de los vehículos, expuso que “es un tema muy delicado porque los seguros no funcionan frente al vandalismo”, por lo que “hay un problema ahí muy serio de quién va responsabilizarse de los daños”.

Sobre el plantón de comisarios de Filo Mayor en el campamento militar ubicado en Las Margaritas, municipios de Helidoro Castillo (Tlacotepec), para exigir el cese de la destrucción de los plantíos de amapola, el gobernador atajó: “no hay negociación”.

“La posición es muy clara: no hay negociación para algunos temas que se están planteado (que se evite la destrucción de enervantes); sí hay una determinación para apoyarles en otros temas que si se les puede apoyar…”.

- ¿Pero siguen detenidos los soldados?

- “Muchas gracias, gusto en saludarles (…). Se está trabajando para terminar con el problema”, esbozó.

- ¿Su postura sobre la propuesta del alcalde de Chichihualco (Ismael Cástulo Guzmán), quien dice que el gobierno federal ya no siga fumigando la amapola?

- “No tengo ningún comentario”.

Se reforzará seguridad en Iguala y Eduardo Neri
Lo que sí anunció, fue el reforzamiento de la seguridad en los municipios de Iguala y Eduardo Neri (Zumpango) por los hechos de violencia durante las últimas semanas.

Integrantes de un presunto grupo armado atacaron este miércoles el Palacio Municipal de Eduardo Neri y al respecto el gobernador dijo que inmediatamente se comunicó vía telefónica con la presidenta municipal, Natividad López González, quien le confirmó el hecho, sin reporte de personas heridas ni fallecidas.

En el caso de Iguala, manifestó: “ha presentado algunos casos que requieren atención y bueno pues hay asuntos que se tienen que atender. Yo debo ser prudente también en mis declaraciones, de la información que conozco, yo creo que Iguala es un asunto  que también hay que reforzar”.

Comentarios