No son comunitarios, son “sicarios” los que entraron a Filo de Caballos, acusan

F-3-Fueron 7 muertos y 17 heridos, por enfrentamiento en Filo de Caballos-IRZA

Chichihualco, Gro.- Familiares de los desplazados de ocho comunidades de Leonardo Bravo aseveraron que quienes incursionaron en Filo de Caballos no forman parte de un grupo comunitario de Tlacotepec, sino que “son sicarios” del cártel de Onésimo Marquina Chapa “El Necho”, cuyo interés es apoderarse de ese corredor para explotar una mina de oro y plata en Xochipala.

Los mil 600 habitantes de las comunidades de Filo de Caballos, Campo de Aviación, La Escalera, Los Morros, El Naranjo, Carrizal, Tepozonalco y Torre Camotla, de este municipio de la Sierra, están a la espera de que regresen a sus comunidades.

Crescencio Pacheco González, ex comisario de Campo de Aviación, aceptó que desde hace meses hay una confrontación entre dos grupos antagónicos del crimen organizado en Chichihualco y Tlacotepec.

Y los señaló de manera directa: el de Chichihualco liderado por Isaac Navarrete Celis “El Señor de la I” y el de Tlacotepec por Onésimo Marquina Chapa “El Necho”.

Aseveró que la población conoce tanto al líder de ese cartel regional como al otro. “Son las gentes que se han encargado de este problema, pero la población no tiene la culpa y se queda en medio del problema”.

Pacheco González se quejó de que desde hace años están trabajando para que haya paz en esta zona de la Sierra, “pero el gobierno se hace pendejo, no asume su responsabilidad, no interviene, le vale madre y así nos deja en la indefensión”.

Aseveró que la incursión de Filo de Caballos no fue ordenada por los Policías Comunitarios de Tlacotepec, “fue Onésimo Marquina, y no es por el control de la siembra y la cosecha de amapola, no tiene interés económico en este momento porque no vale nada su producción por la caída de los precios de la heroína”.

Pacheco González subrayó que las personas que están en sus pueblos y en especial en Filo de Caballos, “están siendo amenazadas para que no se salgan de sus casas y den su aceptación a este grupo de sicarios”.

Aseveró que en el poblado de Corralitos están los “sicarios” con un grupo de camionetas con armas y mucho parque, para poder accionarlas contra estas comunidades. Dicen que son tres mil cabrones que están en Filo y sus alrededores. ¿Quién tiene la capacidad para sostener tres mil bocas diarias que almuerzan, comen y cenan?, hay un interés de por medio, obviamente”.

Crescencio Pacheco afirmó que esa intervención tiene como propósito apoderarse de un corredor para explotar a partir de mayo del 2019 una mina de oro y plata en Xochipapa. “Quienes controlan las minas de Carrizalillo y Mezcala son ellos, si la amapola ya no es negocio, ahora van por las minas. Es más que claro: Onésimo Marquina Chapa está detrás de todo esto”.

El ex comisario afirmó que si los dos grupos en disputa están peleando con las armas “pues que se citen Isaac Navarrete y Onésimo Marquina en un cerro y que se balaceen, que se maten, pero que no se metan con los pobladores”.

Por eso hizo un llamado al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para “que ponga orden en la Sierra, queremos vivir en paz; no queremos colchonetas, despensas, cobertores, lo que queremos vivir es en paz en nuestras comunidades”.

Asimismo, pidieron al gobernador Héctor Astudillo Flores que cumpla con su obligación de dar seguridad, o de lo contrario “nos vamos a ir en caminata hasta Palacio de Gobierno, en Chilpancingo, nos tienen que apoyar como lo exigen los migrantes de Honduras y como los exiliados de nuestros pueblos”, añadió.

Pacheco González, afirmó finalmente que él y su familia está siendo amenazada de muerte por parte de Onésimo Marquina y del coordinador de la Policía Comunitaria de Tlacotepec, Humberto Moreno.

Comentarios