Obispo Salvador Rangel: Ni militares, ni policías actúan en contra de quienes agreden a la gente de La Sierra

F-1-Obispo Salvador Rangel-IRZA

- Los desplazados deben volver a sus comunidades, dice

Chilpancingo, Gro.- El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, exigió a las personas armadas que “invadieron” seis comunidades de Leonardo Bravo que se retiren a sus comunidades de origen y los acusó de responder a un grupo del crimen organizado: “no son policías comunitarios como se asumen y han afectado a centenares de familias que han sido desplazadas de manera obligatoria”.

Rangel Mendoza dijo que hasta este domingo seguía recibiendo reportes de balaceras en las comunidades de esa franja carretera de La Sierra: en La Laguna, Mirabal, Los Morros, Campo de Aviación, Tres Cruces y Filo de Caballos.

Dijo que “desgraciadamente las cosas siguen difíciles en La Sierra, me siguen reportando balaceras; en Los Morros habían pedido seguridad y reportan que siguen balaceando las casas; antier repartieron recursos del programa Prospera en Chichihualco. Algunos de los desplazados que aprovecharon para subir a La Sierra, al llegar a sus casas fueron balaceados”.

El obispo lamentó que a pesar de la presencia de militares y policías siga habiendo balaceras: “no hacen gran cosa por detener las balaceras, dicen que no quieren intervenir para no crear más problemas, pero creo que de alguna manera deben intervenir y dejar regresar a las personas desplazadas. Me extraña, ayer me llamaron para informarme que estaban balaceando las casas en Los Morros en la nariz del Ejército y de policías estatales. Si saben de dónde vienen los balazos los deben perseguir. Veo poca voluntad de las autoridades”.

Rangel Mendoza aseveró que las familias desplazadas “tienen derecho a regresar a sus comunidades y vivir en sus casas. Si el otro grupo invadió esas seis comunidades, creo que el gobierno debe hacer un esfuerzo por hacer que se retiren en este caso a Tlacotepec”.

Y luego se lanzó contra el grupo de personas armadas que irrumpió en Filo de Caballos hace ya tres semanas: “los llamados policías comunitarios no lo son, sabemos que están al servicio de los narcotraficantes ¿qué tienen que hacer habitantes de Teloloapan, de Apaxtla, de Cocula, de San Miguel Totolapan?.. ahí hay otra intención”.

Por ello les hizo un llamado para que permitan que las familias desplazadas regresen a sus comunidades: “es aquí donde el gobierno debe aplicar la ley, cualquiera que infrinja la ley en su comunidad que se le aplique la ley; no se está aplicando la ley”.

Por ello citó como ejemplo que si en Filo de Caballos “hay narcotraficantes que están asaltando o están robando que los agarren y los detengan; he hablado con gente de más arriba y sobre los desplazados simplemente dicen que se vayan a otro lugar, es como si a los habitantes de Chilpancingo los corrieran a otro lugar, aquí es su casa y no deberían salirse”.

Salvador Rangel aseveró que trabaja en “un ideal para que hubiera un pacto de no agresión en estas festividades de fin de año, desgraciadamente cuando hablábamos de eso esas policías invadieron a esas comunidades y espero que en Navidad regresen las familias y estemos en paz; sabemos que los invasores vienen de Teloloapan, Apaxtla, Cocula, de San Miguel Totolapan, que creo se deben retirar y dejar a esas familias en paz”.

Comentarios