Ordena el gobernador Astudillo reforzar la barranca Apatzingo

Agencia IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores y el alcalde Antonio Gaspar Beltrán acordaron este viernes, con vecinos de la calle Raymundo Abarca Alarcón, del Centro de esta capital, el arranque de los trabajos para el reforzamiento de la barranca Apatzingo, la cual colapsó la semana pasada.

Durante el encuentro efectuado en la residencia oficial Casa Guerrero, se acordó implementar acciones para estabilizar la zona afectada y la inyección de concreto para reforzar los cimientos de las viviendas cercanas al socavón.

El alcalde Antonio Gaspar agradeció el respaldo que el gobernador le ha brindado desde el primer momento en que se presentó la falla, a través de Protección Civil, Obras Públicas y la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento.

“Nos estamos coordinando, no solo para esperar la ayuda de la federación, sino del estado y para tratar que, a través de fondos metropolitanos, podamos considerar esta barranca, la presa cerrito rico y nueve barrancas prioritarias”, informó.

Específicamente sobre la barranca Apatzingo, el edil informó que se requieren por lo menos 150 millones de pesos para reforzarla, por su dimensión, pues prácticamente cruza por todo el Centro de la ciudad.

Sin embargo, dijo que la prioridad en este momento es reforzar la estructura del cauce del tramo que comprenden las calles Pedro Ascencio y 18 de Marzo, a la altura de las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), donde se estima una inversión de por lo menos 50 millones de pesos.

Por esa razón indicó que en la reunión de este viernes con el gobernador Astudillo, se acordó también la conformación de un comité vecinal, para que se encargue de estar al tanto de los trabajos.

“Además, vamos a integrar un equipo interinstitucional para la elaboración de los expedientes técnicos y cuidemos el alcance de inversión real que tenga que realizarse.  La meta es que una vez terminada la temporada de lluvias y estabilizada la zona podamos iniciar acciones de toda la barranca”, refirió.

En síntesis, añadió, se trata de una obra muy similar a la que realizaron en la calle 21 de Marzo, frente a las terminales de autobuses, donde se construyó la bóveda de la barranca Las Calaveras. La diferencia es que en casi 300 metros lineales ahí se invirtieron casi 34 millones de pesos, mientras que la barranca Apatzingo, del Centro de Chilpancingo, tiene más de mil metros lineales, lo que significa una inversión mayor.

Comentarios