Otra sangrienta madrugada en Acapulco

madrugada violenta en acapulco

Acapulco, Gro., abril 15 de 2018 (IRZA).- Cuatro asesinatos fue el saldo de una nueva madrugada violenta en el Acapulco sin Ley, este domingo.

El primero de los hechos ocurrió hacia las 00:30 horas en el fraccionamiento Real Hacienda (Las Casitas), en la parte norte de la periferia, por el rumbo de El Quemado.

Ahí fue asesinado a balazos un hombre de aproximados 40 años de edad, complexión robusta y tez morena, que vestía playera gris, pantalón azul doblado hasta las rodillas y que calzaba huaraches de correa color café.

La víctima se encontró sobre la banqueta de la calle José Francisco Ruiz Massieu y presentaba múltiples impactos de arma de fuego en el pecho y cuello y la cabeza.

Un par de horas después, al 911 de emergencias se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida en calles de la colonia 5 de Mayo, por el rumbo de La Sabana.

Las autoridades se movilizaron a ese sitio y efectivamente encontraron el cadáver en la calle Ciudad Perdida esquina con Bellas Artes.

La víctima contaba con aproximados 25 años, era delgado y de tez morena, y vestía un pantalón de mezclilla azul y calzaba tenis blancos.

A simple vista, los peritos determinaron que fue asesinado a golpes con objetos contundentes, como piedras y palos.

Casi de manera paralela a este hecho, se reportó que en la colonia Benito Juárez, cerca de Las Cruces, un hombre y una mujer fueron asesinados a balazos.

Al lugar acudieron horas después elementos de las diferentes corporaciones policiacas para acordonar el perímetro y posteriormente el personal ministerial para realizar las diligencias de ley.

Los cuerpos fueron hallados distantes uno de otro. El hombre estaba a mitad de la calle La Paz, tendido boca arriba y presentaba claras huellas de tortura y un torniquete en el cuello.

Esta víctima aparentaba contar con 30 años de edad, era delgado y moreno, y vestía un short blanco y trusa roja.  

Mientras que la mujer se halló en lo que se conoce como carretera vieja Las Cruces, a unos cien metros de aquel occiso.

El cuerpo de la infortunada se halló reclinado en la banqueta y presentaba disparos de arma de fuego en la cabeza. Al parecer fue violada.

A este se le calcularon unos 35 años de edad, era semi robusta y de tez trigueña, y portaba un vestido negro con estampado multicolor.

Todos estos cadáveres se depositaron en calidad de desconocidos en las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Comentarios