Pedro Almazán Cervantes: Existe “debilidad institucional” para enfrentar a la delincuencia organizada

F-1-Comparecencia Seguridad Pública

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
El secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, admitió que Guerrero registra el primer lugar en “homicidios dolosos”, y que los Centros de Reinserción Social tienen “hacinamiento y calificación reprobatoria”, y, además, que sufren de “debilidad institucional” para hacerle frente a la delincuencia organizada, como resultado –dijo- de la precaria situación financiera de esa dependencia.

Durante su comparecencia en el Congreso local con motivo de la glosa del Segundo Informe del gobernador Héctor Astudillo Flores, sostuvo que el alto índice de homicidios genera “incertidumbre, temor, desesperación y reclamos de la sociedad”, pero afirmó que las instituciones presentan “grandes rezagos e insuficiencias” en financiamiento, equipamiento, capacitación, tecnología y personal humano, pues requieren por los menos 8 mil elementos más.

Agregó que eso genera la “gran debilidad institucional” que impide hacer frente a la “delincuencia que oprime a nuestro estado”, así como para garantizar seguridad en los centros penitenciarios y de reinserción social de los reos, y de ahí que tienen “calificaciones reprobatorias” por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Entonces, Almazán Cervantes lanzó un reproche al Congreso. “He pedido su ayuda para que se asignen presupuestos extraordinarios, acordes al problema de nuestra institución (y) me preocupa de sobre manera que a la fecha no se hayan asignado recursos para afrontar el problema de la inseguridad y vulnerabilidad de los centros penitenciarios”.

Pese a eso resaltó que los policías estatales y él están “empeñados en la batalla para recuperar la seguridad, prevenir el delito y combatir a los grupos delictivos que han provocado intranquilidad a nuestro pueblo”.

El secretario resaltó las detenciones de personas relacionadas con la comisión de delitos, aseguramiento de enervantes, armas, equipamiento táctico y municipios, así como vehículos recuperados, pero insistió en que el gran pendiente es la seguridad como una política integral.

Pero matizó. Dijo que los “precarios recursos” asignados a su Secretaría no han sido obstáculo para que los guerrerenses “dispongan de una policía más comprometida con la sociedad y más eficiente con sus tareas”.

Agregó que el “uso racional” del recurso permitió crear nuevas unidades operativas como el grupo táctico “Centauro”, pionero y único en su tipo en el país, así como el primer batallón de Policía Acreditable.

Pese a eso, Almazán Cervantes demandó a los diputados mayor presupuesto para el 2018, para mejorar adquirir equipamiento táctico, de videovigilancia y de telecomunicaciones, armamento y transporte aéreo y terrestre, pues admitió que los grupos delictivos operan con mejores armas y equipos que la Policía Estatal.

Sistema penitencia reprobado
Reconoció que ninguno de los 16 centros penitenciarios garantiza la “seguridad y exitosa reinserción” de reos, por varios factores, entre ellos el hacinamiento, pues la capacidad carcelaria de la entidad es de 3 mil 304 espacios, pero la población actual es de 4 mil 573, lo que significa una “sobrepoblación de mil 173, que equivale a un sobrecupo del 41 por ciento”.

Consideró indispensable gestionar recursos para construir un nuevo Cereso con capacidad para 2 mil 500, que sustituya a los de Acapulco, Chilpancingo y Chilapa, que son “pocos operables y deficientes en infraestructura”.

Agregó que se requieren con urgencia 250 nuevos custodios, pues actualmente cuentan con 480 para los 16 centros penitenciarios de la entidad. Aunque destacó que el gobernador Astudillo ha destinado recursos para mejorar el sistema penitenciario, indicó que no es suficiente.

En ese sentido lamentó la masacre ocurrida el 6 de junio en el Cereso de Las Cruces, Acapulco, que derivó en la creación e instalación de una comisión intersecretarial orientada a implementar acciones a corto y mediano plazo para dignificar el tratamiento de los reos, pues reconoció que por falta de recursos no han podido atender las recomendaciones que emitió en ese sentido la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

No a oscuros intereses
Reconoció el esfuerzo, entrega y dedicación de los policías estatales por servir a la sociedad, pese a los “detractores y a las campañas de desprestigio” que han emprendido en su contra porque “se ven afectados con nuestra labor para contrarrestar a los grupos delictivos”.

“No permitiremos que nadie genere desconfianza hacia nuestra Secretaría”, aseveró, y añadió que la dependencia requiere por lo menos de 8 mil nuevos elementos para garantizar una eficiente atención a la población.

Resaltó que pese a contar con apenas 4 mil policías, han redoblado esfuerzos para garantizar la seguridad del estado e incluso asumir labores de vigilancia en los municipios que no cuentan con corporación policiaca, como el reciente operativo especial de seguridad que se instaló en el municipio de Chilapa.

Por eso agradeció el respaldo y colaboración de las secretarías de la Defensa Nacional y Armada de México, así como a la Policía Federal.

“Diputados, ruego sean ustedes ser los jueces de nuestro trabajo y que no sean los oscuros intereses que sólo buscan descalificarnos difundiendo en redes sociales y mantas aberrantes señalamientos en contra de nuestra institución, ocultándose en el anonimato”, les recalcó.

Comentarios