Pendiente desde hace 2 años, la conclusión de una nueva clínica de salud en Apango

F-1-CLINICA DE SALUD, APANGO-IRZA

Apango, Gro.- Desde hace dos años, en esta localidad de la zona Centro de Guerrero, donde en 2013 el entonces presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha su emblemática “Cruzada Nacional Contra el Hambre”, existe una nueva clínica de salud, pero ésta no presta servicio porque le falta equipamiento y servicios básicos.

El director del actual centro de salud, Emigdio Sánchez López, dijo que la nueva clínica empezó a construirse en el 2017 por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del gobierno estatal, pero a principios del 2018 la abandonaron por completo.

En entrevista, el médico hizo un llamado urgente a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que agilicen los trabajos de construcción del nuevo centro de atención, para que puedan dar un mejor servicio a la ciudadanía.

Ese viejo centro de salud tiene una capacidad para cinco camas y sólo sirve para dar consultas, realizar curaciones menores y gestionar traslados de enfermos a hospitales de Tixtla y Chilpancingo.

Apango es la cabecera del municipio de Mártir de Cuilapan, que consta de 18 comunidades y en donde sólo diez de éstas cuentan con un centro de salud.

Con la construcción de la nueva clínica en Apango “se pretende ampliar la cobertura de atención a una población de 20 mil habitantes”, dijeron las autoridades en marzo del 2017, cuando funcionarios de la Secretaría de Salud estatal y la entonces alcaldesa, Felícitas Muñiz, colocaron la primera piedra de la obra.

Sin embargo, a más 28 meses de haber iniciado la obra, sólo está el edificio de una sola planta, pintado de blanco y con rejas a su alrededor.

Esta obra abandonada está en el barrio de Santiago, en las orillas de la localidad.

En julio del 2013 estuvo aquí el presidente priista Enrique Peña Nieto, quien anunció la puesta en marcha de la famosa “Cruzada Nacional Contra el Hambre”, marco en el cual también anunció la ampliación de los servicios de salud para la población indígena de la zona.

"Ese señor (Peña Nieto) sólo nos vino a engañar, porque aquí seguimos igual de jodidos y, además, ni siquiera tenemos servicios de salud", se quejó el transportista Margarito Castillo.

Recordó que cuando los funcionarios estatales y la alcaldesa vinieron en 2017 y colocaron la primera piedra del centro de salud, prometieron que en un año la gente de Apango y sus alrededores estaría mejor, ya que habría más médicos, enfermeras y, obviamente, mejor atención.

"Pero ahí está el edificio, lo construyeron quién sabe cómo, pero no tiene luz, creo que tampoco agua ni drenaje. Por eso exigimos a las autoridades que nos den respuesta inmediata con lo que dejaron aquí tirado", exclamó.

Mencionó que el actual centro de salud ya no es funcional porque “no hay suficientes medicamentos, tampoco médicos, ni enfermeras. El otro día fui para que curaran un posible dengue, pero lo único que me dieron fue una receta para comprar la medicina; eso fue todo”.

A mediados de mayo, en esta comunidad hubo varios casos de clásico, pero debido al poco personal médico en el centro de salud, la situación se salió de control. La Secretaría de Salud tuvo que enviar brigadas médicas para reforzar la atención de enfermos de dengue.

"Aquí uno se puede morir bien rápido, porque nunca hay nada en el centro de salud, mientras que el otro el nuevo lo dejaron sin terminar, ahí está nomás parado", se quejó doña Gladifira Gómez.

Falta dinero para equiparlo
Al respecto, el secretario de Salud en Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, aseguró que la clínica de Apango en que se invirtieron 11 millones 799 mil pesos por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, se encuentra prácticamente terminada, pero lo único que falta es equiparla, para lo cual requieren de otros tres millones de pesos.

Según el funcionario estatal, se está a la espera de que la Secretaría de Hacienda federal asigne este dinero para poder ponerla en funcionamiento.

Comentarios