Personal de Salud en la Sierra vive en constante zozobra por enfrentamientos

F-2-Hosptial, Filo de Caballos-IRZA

Filo de Caballos, Gro.- El personal de Salud que labora en la Sierra vive en constante zozobra por los últimos hechos de violencia registrados en la zona.

En el hospital de esta localidad y en el de Tlacotepec hay en total 22 médicos que dan cobertura mínima a la población.

Luego de la confrontación a tiros en la comunidad de Puentecillas, El Ranchito y Corralitos, personal médico, de enfermería y administrativo mantiene el temor de venir a laborar al Hospital Básico Comunitario de Filo de Caballos, el cual cerró luego de la incursión armada en la comunidad de Corralitos, a principios de junio.

El domingo pasado se suscitó una nueva confrontación a tiros en las localidades El Ranchito y Puentecillas, lo que incrementó la zozobra entre el personal de Salud.

El ex comisario de esta localidad serrana, Arturo López Torres, explicó que ese hospital atiende en promedio, al año, a 15 mil habitantes de los municipios de Leonardo Bravo, Chilpancingo, Eduardo Neri, Heliodoro Castillo y una parte de San Miguel Totolapan.

Aceptó que esos hechos de violencia han provocado temor entre el personal de la Secretaría de Salud. “Tienen miedo y es lógico, porque no son personas que estén acostumbradas a este ambiente de confrontación y no quieren vivir esos enfrentamientos”.

Señaló que la confrontación a tiros del pasado domingo fue a escasos cien metros de la comunidad de Filo de Caballos, “y eso genera temor e incertidumbre, con justa razón”.

Aunque informó que en esta ocasión los médicos, enfermeras y personal administrativo del hospital no dejaron de laborar.

Agregó que sostuvieron una reunión las autoridades de esta localidad con el personal de Salud para acordar que se establezcan turnos especiales para que continúe el servicio.

En ese sentido, pidió a la Secretaría de Seguridad Pública que por lo menos esté de manera constante en el hospital alguna patrulla de la Policía del Estado, con lo que el personal se sentirá más protegido.

Informó asimismo que habló con el director del hospital de Tlacotepec y éste le dijo que, a pesar de los hechos de violencia, el hospital está funcionando normalmente.

Indicó que en ese hospital de Tlacotepec hacen falta 17 médicos para cubrir las necesidades del municipio, “y a nosotros en el hospital de Filo de Caballos nos faltan cinco médicos para tener cubierta la plantilla de personal”.

Dijo además que en el último hospital carecen de medicamento y material de curación. “Tenemos un faltante no tan grande, pero sí es necesario que nos atiendan”, remató.

Comentarios