Pese a hechos violentos, alumnos de la Sierra culminarán su ciclo escolar: BAA

F-1-Beatriz Alarcón-IRZA

Berenice Reyes/IRZA
Chichihualco, Gro.-
Maestros de la Sierra atienden al 90 por ciento de las comunidades, y a pesar de que han ocurrido hechos de violencia, no existe el riesgo de que los alumnos pierdan el ciclo escolar en esa zona, aseguró la subsecretaria de Educación Básica en el estado, Beatriz Alarcón Adame.

Aceptó que existen algunas “comunidades complicadas”, como Corralitos, en el municipio de Leonardo Bravo, que padece la disputa entre grupos de la delincuencia desde hace un año.

Sin embargo, mencionó la funcionaria que con el apoyo de autoridades municipales, los maestros han estado cumpliendo con su labor.

Entrevistada al término del CLXV Aniversario Luctuoso del General Nicolás Bravo, donde acudió en representación del gobernador, Alarcón Adame dijo que platicó con el presidente de ese municipio, Ismael Cástulo, para precisar el tema de la seguridad para los docentes. “Esperamos que ya todo camine mejor al regreso de vacaciones, en el último tramo del ciclo escolar, para que podamos entregar buenas cuentas a los padres de familia”.

La funcionaria estatal dijo que los llamados son constantes a los padres de familia y a los ayuntamientos para procurar la estabilidad de los maestros que se encuentran adscritos en esas comunidades que han sido alcanzadas por la violencia.

Reiteró que después del conflicto violento generado hace un año, hay la plena seguridad de que el ciclo escolar no se pierda en esas comunidades, entre las que citó a Corralitos, donde no hay clases por ese conflicto, y Los Morros, del mismo municipio, en donde aceptó que se encuentra interrumpido el servicio en el nivel de Preescolar. “Se regresó la maestra, pero en los demás niveles están trabajando de manera normal”.

Aseveró que personal de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) está atendiendo a unos 80 menores de todos los niveles en los grupos de desplazados por la violencia.

Reiteró que la SEG está haciendo su trabajo, pero también los ayuntamientos deben de garantizar la estabilidad y seguridad de los maestros.

Comentarios