Presenta titular de Conafe denuncia por el uso indebido de documentos oficiales

Logo IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.- El delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), Víctor Hugo Soto Martínez, denunció penalmente el uso indebido de documentos oficiales en su contra.

El propio funcionario dijo que la denuncia fue presentada en la Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), en esta capital, en la que el funcionario asegura que la documentación se utilizó con dolo para difamarlo y afectar su imagen.

En los primeros días de noviembre, trabajadores del Conafe protestaron, “tomaron” sus instalaciones y exigieron la destitución de Soto Martínez, argumentando presuntas irregularidades al interior del organismo.

Denunciaron el presunto desvío de recursos públicos, usurpación de funciones y ordenes de despidos injustificados.

Los denunciantes exhibieron una factura expedida por un despacho en Chilpancingo por casi 5 millones de pesos, por consumo de alimentos, la cual fue cancelada de la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En ese caso, dijo, también se presentó una denuncia formal ante la PGR para que investigue el destino de la factura.

De acuerdo con el ex presidente del PRI en Chilpancingo, la inconformidad en su contra se debe al “ordenamiento” que ha implementado desde que asumió ese cargo en mayo del 2016.

Recordó que al asumir la titularidad de la Delegación, detectó que las convocatoria, admisión y nómina de los empleados se concentraba en una sola persona, quien finalmente fue destituida por dichas irregularidades.

Agregó que esa misma persona, de quien se reservó el nombre por razones de investigación, mantenía en nómina de manera discrecional a instructores comunitarios, pese a que ya habían culminado sus colaboraciones.

También detectó que los permisos y justificaciones que se les otorga a los instructores comunitarios, también se les aplicaba una cuota de manera discrecional, “cuando se trata de un servicio totalmente gratuito”, sostuvo.

Agregó que en la pasada movilización se involucraron por lo menos 23 personas, trabajadores de CONAFE, con quienes al final del movimiento se llegó al acuerdo verbal de que no se procedería en su contra, ni se les aplicaron descuentos salariales.

El funcionario federal advirtió que sí presentará una demanda civil, en contra de quien resulte responsable, por difamación y por el daño moral que le ocasionaron por las acusaciones falsas, e incluso con información alterada.

Comentarios