Puede la SEG levantar actas de abandono de empleo contra maestros de Ayotzinapa

Agencia IRZA

Berenice Reyes/IRZA
Tixtla, Gro.-
El director de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Víctor Gerardo Díaz, advirtió que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) podría iniciar procesos administrativos que deriven en actas por abandono de empleo en contra de los maestros que se ausentaron desde hace más de mes, debido a un conflicto interno.

Entrevistado al término de la clausura de los normalistas de la generación 2015-2019, Gerardo Díaz aseguró que la escuela no está en paro de labores, ya que los procesos se han ido cumpliendo. “Los que están en paro, yo diría irracional, son los maestros en apoyo a dos de ellos que tuvieron un conflicto con los alumnos, donde se me acusa que yo ordené raparlos, pero no, no tengo ese tipo de formación”.

Aseveró que por su parte habrá de seguir trabajando. “Yo por los flojos no me voy a detener, esta escuela la llevaron al traste algunos, hay maestros que quieren estar en el confort, se quieren ir a sus casas, venir y descansar, y yo no soy así, yo alcancé como estudiante las glorias de Ayotzinapa y la quiero regresar a esas glorias”.

El director sostuvo que no todos los maestros quienes se encuentran en paro están a favor de la suspensión de labores, “es la delegación sindical la que los obliga”.

Confió en que el próximo 12 de agosto pudieran regresar a trabajar, y aclaró que la escuela no ha estado cerrada. “Yo llamo a mis compañeros que están allá y han dado la casta, a que sigamos trabajando, si los flojos no quieren trabajar, que los demás retomen su función”.

Aclaró que de su parte no otorgó la liberación de labores a los maestros para el pago de quincenas en este receso escolar. “Desconozco si la SEG les otorgó algún documento”.

Durante un segundo mensaje en la clausura, sostuvo que no ha incurrido en actos de corrupción en la escuela. “Me encontré una institución saqueada, lastimada, ultrajada”, fustigó.

Acusó que recibió desde su llegada la petición de algunos docentes por salir dos horas antes de su horario laboral, “y me he convertido en una piedra de esos que pregonan que quieren y estiman a la Normal de Ayotzinapa. He demostrado con hechos cómo se administra esta institución”.

Habló de la controversia que causó la colocación de un reloj checador para los docentes y expuso oficios de llamados de atención para que los maestros den clases en forma. “Hay un maestro que tiene 59 retardos en tan sólo un semestre”, filtró.

También reconoció a aquellos maestros que “son buenos y han sacado el trabajo, porque que no todos son malos”, y dijo que es víctima de un grupo de “envidiosos que querían ser directores, de los flojos, de quienes no pueden sacar los alimentos del internado”.

Mencionó al final que es la SEG la que podrá iniciar acciones y las sanciones administrativas procedentes por el abandono de empleo.

Comentarios