Regresan 16 de 92 familias a Corralitos, en la Sierra; aunque temen más ataques

F-1-CORRALITOS-IRZA

Corralitos, Leonardo Bravo, Gro.- De 92 familias que vivían en esta localidad enclavada en este municipio de la Sierra, sólo 16 decidieron regresar a sus viviendas con el temor de nuevas incursiones armadas que pongan en riesgo su integridad física.

Aquí se sintetiza el grave problema social que viven centenares de comunidades, donde no hay servicio de educación, salud, transporte y comercio. Las familias se mantienen en vilo, en medio de dos grupos que se disputan a fuego y sangre el control por la siembra, cosecha y trasiego de la amapola y sus derivados.

En el mes de junio de este año, las 92 familias que vivían en esta localidad de Corralitos, cambiaron bruscamente sus vidas a consecuencia de la incursión de 200 hombres fuertemente armados con rifles de asalto y lanzagranadas.

Estos hombres irrumpieron en Corralitos y arremetieron a balazos contra dos viviendas construidas de concreto que se encuentran en la entrada del poblado y contra otra casa con un puesto de duraznos que se encuentra enfrente.

De acuerdo a testimonios, esos hombres fuertemente armados eran comandados por Juan Castillo, alias “El Teniente”, cabeza del brazo armado un cártel del narcotráfico que encabeza Onesimo Marquina, alias “El Necho”, de Tlacotepec.

Los armados arremetieron contra supuestas casas de seguridad donde presuntamente se encontraban sicarios que trabajaban para Isaac Navarrete Celis, “El Señor de la I”, jefe del cartel de Chichihualco; ambos grupos se disputan el control de la amapola en este corredor de la Sierra de Guerrero.

Aquella ocasión murieron asesinados a tiros el comisario de Corralitos, Antonio Cruz y otros dos jóvenes; además de dejar dos camionetas incendiadas.

Las casas atacadas quedaron como el vestigio de esta cruenta disputa por ese territorio, en sus fachadas se pueden contar miles de disparos y la zona donde se ubican es evitada por los pocos automovilistas que circulan por esa carretera estatal que conecta desde Casa Verde con el municipio de Tlacotepec.

De las 92 familias que vivían en Corralitos, sólo 16 familias regresaron a tratar de recobrar la normalidad en sus vidas; el resto se fueron a refugiar con familiares en Chichihualco o en Tlacotepec.

Doña Leonor, es ama de casa de una de esas 16 familias y dio a conocer que regresaron “por necesidad, no tenemos familiares en otro lugar para refugiarnos, nos vimos obligados en la necesidad de regresar, con el temor y todo, pero acá estamos tratando de sobrevivir”.

La mayoría de esas 16 familias se dedica a la venta de durazno, pera, chile manzano, siembran maíz y crían animales de granja para poder sobrevivir, “nosotros hacemos un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores; al alcalde Ismael Cástulo Guzmán. que atiendan a nuestras familias y hagan programas emergentes de empleo, de atención a nuestros niños”.

Señala que logran sobrevivir de lo que siembran y de la cría de animales en sus patios, “queremos que nos ayuden con despensas, que haya seguridad y que se reestablezca la normalidad en esta carretera, porque de eso vivimos, de vender nuestros duraznos, las peras o el chile manzano, pero si no pasa nadie por la carretera a quién le vendemos”, asevera.

Por esta carretera sólo circulan camionetas de Barcel o de Sabritas, no hay servicio público de transporte o de automóviles particulares, nadie se atreve a circular por esta vía de comunicación por temor a encontrarse en medio de una balacera o con alguno de los dos grupos armados que se disputan el territorio.

De junio a la fecha, en este punto se han colocado en dos ocasiones un puesto de vigilancia de la Policía del Estado, pero se van.

Los habitantes avalan que se construya un puesto de vigilancia permanente con la presencia de la Policía del Estado y del Ejército.

En la Unidad Deportiva de Tlacotepec, a unos 40 kilómetros de esta comunidad de Corralitos, se han desplegado unos cien militares que han instalado su base en ese lugar, pero lo pobladores desconocen las funciones que realizarán y si forma parte de un operativo para tratar de recuperar la tranquilidad y seguridad para beneficio de miles de familias que sufren por la violencia.

Comentarios