Responsabilizan a la SEG del paro de actividades en la CENEIMA

F-1-Paro de labores CENEIMA-IRZA

Berenice Reyes/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Estudiantes de la Centenaria Normal del Estado Ignacio Manuel Altamirano (CENEIMA), en este su tercer día de paro laborales, exigieron a las autoridades estatales su intervención inmediata para resolver el conflicto interno que los ha dejado sin clases desde el mes de octubre.

Advirtieron que podrían retomar las acciones de protesta apoyados por el Frente Único de Normales Pública del Estado de Guerrero (FUNPEG), debido a que las autoridades han hecho caso omiso a este conflicto.

Aseguraron que, además, no les han cumplido con la capacitación para presentar la evaluación del Servicio Profesional Docente, a quienes aspiran a obtener una plaza de nuevo ingreso, y también con la entrega de vehículos como se dio a otras Normales públicas, y por ello solicitan una audiencia directa con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En conferencia de prensa realizada en la CENEIMA, ubicada en la colonia Jardines al Sur, los estudiantes informaron que la convocatoria para la evaluación se emitirá en el próximo mes de abril.

Hilda Rivera, integrante del comité estudiantil, dijo que derivado de una audiencia con el secretario de Educación en el estado, José Luis González de la Vega Otero, el 22 de enero se firmó una minuta de acuerdos que no ha sido cumplida.

Mencionó que no han tenido ninguna información sobre una reunión entre alumnos, autoridades y ambos grupos de trabajadores en conflicto, para llegar a una conciliación.

La estudiante citó que existe incumplimiento en el pago de bacas para los estudiantes que realizan sus prácticas profesionales, y que “al no haber el proceso de entrega-recepción de la Dirección de la escuela, la facultad administrativa no se ha otorgado a la actual directora, Lucrecia Mondragón Sosa”.

El lunes, unos 350 estudiantes de la CENEIMA suspendieron clases para exigir a la SEG solución al conflicto de los trabajadores generados por la designación de los directivos.

Y responsabilizaron a los funcionarios de la SEG de generar un conflicto “mayúsculo” al interior de la escuela, debido a que por esta situación se ha visto afectado el desempeño de las prácticas profesionales de los alumnos de cuarto grado y se suspendió el pago de becas.

El pasado mes de octubre se generó un conflicto interno porque las autoridades designaron como directora a Abigail Arcos Bello y, posteriormente, tras una protesta de otra fracción de trabajadores, entregaron el nombramiento a Lucrecia Mondragón Sosa, quien defendió su elección a través de un proceso interno. Desde entonces los docentes y administrativos encabezan una disputa que ha originado la falta de regularización en las clases.

Comentarios