Se agrava el problema de la basura en la capital, ante la indiferencia de autoridades municipales

F-1-Basura Chilpancingo-IRZA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.- Los tiraderos clandestinos de basura aumentaron este fin de semana en céntricas calles de esta capital y hasta el mediodía de este lunes no habían sido retirados.

El Andador Zapata, confeccionado para peatones, amaneció con al menos tres puntos críticos de acumulación de desechos. Decenas de bolsas de plástico de color negro “adornaron” la citada calle, la principal del Centro Histórico de la ciudad.

Un auténtico cerro de basura se formó en la esquina que conforma el Andador Zapata y la Calle Galeana, frente a la estatua del Hombre Tigre. El otro ubicado en la calle Galo Soberón y Parra, frente a una conocida tienda de ropa.

Para los ciudadanos es habitual que cada fin de semana se formen esos puntos clandestinos de basura, los cuales generan mal olor. Algunos de esos se encuentran muy cerca de expendios de alimentos.

“Aunque les tomen fotos, a los del Ayuntamiento les vale madre, no hacen nada y la gente que es cochina”, dijo una vecina de la calle Galeana, mientras esperaba el jugo de naranja que pasó a comprar en un negocio del andador Zapata.

Los montones de basura también aparecieron a lo largo de la avenida Juan N. Álvarez, principalmente en la esquina que conforma esa vía y la calle Cristóbal Colón, antes de ingresar al Paso Desnivel, en el Centro de esta capital.

Como habitualmente ocurre, las calles Nicolás Catalán, Teófilo Olea y Leyva, Madero, 5 de Mayo, Ignacio Manuel Altamirano, Juan Ruiz de Alarcón, entre otras, también amanecieron congestionadas de basura.

El encauzamiento del Río Huacapa no fue la excepción. El punto más crítico se ubicó este fin de semana en la esquina que forma el carril norte-sur del encauzamiento y la calle Quintana Roo, así como en el teatro María Luisa Ocampo.

Pese al deficiente servicio de recolección de basura, el Ayuntamiento de Chilpancingo no ha emitido ninguna postura oficial. Mientras, las unidades de la “Basura Jefa” cobran hasta 15 pesos por “bolsita”.

Mientras tanto, el alcalde Jesús Tejeda Vargas puso en marcha la semana pasada un programa especial de limpieza en el Río Huacapa.

También visitó el centro de transferencia de basura ubicado en el punto conocido como Tierras Prietas, al norte de la capital, pero el problema de recolección sigue igual y se agudiza cada fin de semana.

Comentarios