Se cumplieron 23 años de la masacre de Aguas Blancas

F-1-23 años de la masacre de Aguas Blancas-IRZA

- Y no hay justicia, afirma Hilario Mesino

Coyuca de Benítez, Gro.- La Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) conmemoró este jueves el 23 aniversario de la masacre de 17 campesinos en el vado de Aguas Blancas, en el municipio de Coyuca de Benítez, en un acto donde exigieron que haya justicia, pues hasta el momento no se ha esclarecido a satisfacción de los deudos y de la sociedad ese multihomicidio cometido durante el  gobierno del estado que encabezó Rubén Figueroa Alcocer.

Este jueves los dirigentes de la OCSS, encabezados por Hilario Mesino Acosta, realizaron un acto conmemorativo en ese vado de la comunidad de Aguas Blancas, donde hace 23 años policías estatales acribillaron a 17 campesinos y dejaron heridos a una docena más.

Al acto también asistieron padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, quienes se sumaron al reclamo de justicia “por crímenes que ha cometido el Estado y que siguen impunes”.

Hilario Mesino recordó que la masacre de esos 17 campesinos “sigue en la impunidad, no han hecho justicia y nos duele que la impunidad permee en Guerrero y en el país”.

El dirigente de la OCSS señaló que tampoco se ha hecho justicia por el asesinato de su hija Rocío Mesino, crimen que  en octubre  próximo cumplirá cinco años.

La hija del dirigente de la OCSS, Rocío Mesino Mesino, fue asesinada a tiros por dos hombres armados en un vado que se encuentra en la comunidad de Mexcaltepec, municipio de Atoyac de Álvarez.

En el acto de este jueves reivindicaron su lucha social y demandaron que se haga justicia por el asesinato de esos 17 campesinos. “No hay justicia, no se atiende a los deudos y el Estado sigue cometiendo crímenes y excesos, como la desaparición de 43 muchachos en Iguala”.

Un normalista de Ayotzinapa también hizo uso de la palabra y puntualizó que el miércoles pasado se cumplieron 45 meses “desde aquella noche en que nuestros 43 compañeros fueron privados de su libertad y tres más fueron asesinados”.

Añadió que “a pesar de aquellos crueles actos cometidos por el Estado, el hostigamiento por parte de los policías no ha cesado hacia los normalistas de Ayotzinapa y el Estado vuelve a atacarnos con todas sus fuerzas”.

En el acto se colocaron ofrendas florales en memoria de los 17 campesinos asesinados en Aguas Blancas y consideraron que es necesario que se reabra el caso y se castigue a los responsables de esa masacre, como el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, que tuvo que solicitar licencia para dejar el cargo tras el escándalo que significó la difusión de una videograbación de la masacre.

Comentarios