Si se permite la toma de la tribuna, “el Congreso no tiene razón de ser”

Agencia IRZA

- El 9 de abril se permitió que cetegistas hablaran desde ese atril

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Ceder la tribuna del Congreso local a organizaciones sociales implicaría que tanto diputados como el Poder Legislativo en su conjunto “ya no tendrían razón de ser”.

En esos términos se pronunció el diputado Heriberto Huicochea Vázquez, del PRI, luego de que el coordinador de Morena, Antonio Helguera Jiménez, anunció que promoverá una reforma a la Ley Orgánica para permitir que líderes e integrantes de organizaciones sociales tengan acceso a la máxima tribuna en la entidad.

Al respecto, el legislador priista señaló: “Es muy respetable que podamos escuchar y atender a organizaciones sociales y todos los ciudadanos, para eso estamos, lo que no es correcto es que haga uso de la tribuna cualquier organización”.

Opinó también que al Congreso local, como institución y uno de los tres poderes públicos, se le debe respeto.

“Quienes (los diputados) llegamos a tener la oportunidad de estar al frente, somos los representantes del pueblo y quienes les damos voz de todo lo que hay que decir en la Cámara”, expuso.

Por esa razón, señaló que reformar la Ley Orgánica del Poder Legislativo para que las organizaciones sean escuchadas en el Pleno implicaría que ya “no tendrían razón de ser los diputados (y) no tendría razón de ser el Congreso”.

Insistió en que la Ley debe respetarse y que no está a discusión la atención a los grupos sociales que deseen la interlocución de los diputados, sino la probable transgresión a la congruencia y civilidad política.

Cabe recordar que esta discusión entre diputados de Morena y del PRI surgió luego de que el 9 de abril, diputados morenistas liderados por su coordinador, Antonio Helguera Jiménez, cedieron la tribuna del Recinto Legislativo a integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), a cambio de que éstos no vandalizaran las instalaciones, específicamente el recién estrenado tablero electrónico que tuvo un costo superior a los 7 millones de pesos.

“No es que sean tiempos distintos, los tiempos han sido siempre, en su momento, complejos y difíciles; lo que debemos hacer es cerrar filas para dignificar la Cámara de Diputados”, insistió Huicochea.

Comentarios